El denunciante aseguró que en la Clínica Santa María su padre no recibió los medicamentos necesarios. También dijo que desde ese nosocomio aún no le entregan el cuerpo de su padre.

La Clínica Santa María quedó nuevamente en el ojo de la tormenta. Es que luego de que, días atrás, confundieran las identidades de dos pacientes y entregaran por error a una de las familias el cuerpo equivocado (mientras en realidad su familiar estaba vivo), ahora un hombre denuncio que no le entregan el cuerpo de su padre.

La denuncia estuvo a cargo de Alejandro Atencio, quien denunció a la clínica por irregularidades. Según indicó, aún no le entregaron el cuerpo de su padre de 77 años fallecido por Covid-19. Además, no cree que le hayan suminstrado los medicamentos que su padre necesitaba. 

Atencio radicó la denuncia, que quedó ahora en manos del fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello. Allí el hombre indicó que su padre se encontraba internado en el mencionado nosocomio y le entregaron el acta de defunción sin día ni horario del deceso.

Además, según denunció, tampoco le devolvieron el DNI de su padre ni el carnet de PAMI, y afirma que a su padre no le dieron la medicación necesaria por sus afecciones (tenía insuficiencia cardíaca, Epoc e hipotiroidismo).

Ante esto desde el Ministerio Público Fiscal dispusieron que se secuestre la historia clínica del difunto. Allí se consta que el fallecido había sido internado el pasado 21 de agosto, y que la muerte se produjo el 4 de septiembre. 

Cabe destacar que, según lo informado por las autoridades, el cuerpo del hombre nunca estuvo a disposición de la Fiscalía de Homicidios. “Se le hizo saber a la clínica que la fiscalía no dispuso ninguna medida respecto de los cuerpos, por lo que en todo momento estuvieron a disposición de los familiares, en caso de que quisieran retirarlos”, indicó el propio Pirrello.

De esta manera tanto el cuerpo de Atencio como el de un tía del denunciante, que también falleció en esa clínica, ya pueden ser retirados por los familiares.



/" target="_blank">