¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Sergio Levinsky

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

26° Mendoza

Miércoles, noviembre 30, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$174,2500

Dólar Ahorro/Turista

$305,46

Dólar Blue

$314,00

Dólar CCL

$322,62

Euro

$172,7835

Riesgo País

2271

26° Mendoza

Miércoles, noviembre 30, 2022

RADIO

ONLINE

Sergio Levinsky
 Con muchas más dudas que certezas pese a haberse podido ver quince minutos de entrenamiento, la selección argentina se apresta en sus últimas horas para el crucial partido ante Polonia que podría determinar desde su eliminación del Mundial hasta el liderazgo de su grupo y tener que enfrentar a una accesible Australia en los octavos de final, de acuerdo con los resultados de su grupo y del de al lado.
Mientras la selección argentina trata de salir de a poco del impacto que le produjo una derrota inesperada y generalmente devastante -salvo que su entrenador Lionel Scaloni pegue un golpe de puño en la mesa y haga como Carlos Bilardo en Italia 1990 y cambie medio equipo para enfrentar a México el próximo sábado- las sorpresas de este Mundial siguen a la orden del día y hoy se produjo otra y casi se repite en un tercer partido.
Fue muy rara la conferencia de prensa del presidente de la FIFA Giani Infantino en la Sala Virtual Uno del Convention Centre a horas del inicio de un nuevo Mundial. En general, no se esperaba que de su parte, y no obligado por las circunstancias (esto es, empujado por las preguntas de los periodistas), terminara politizando la reunión, pero fue él quien lo decidió, de alguna manera jugando al contragolpe, para ponerlo en términos futbolísticos, ya que estamos en este contexto.