Huracán cortó una racha de tres derrotas en cadena (dos por el Torneo Federal “A” y la restante por Copa Argentina). Era necesario retomar el camino de la victoria para enderezar el rumbo. Por esa razón el entrenador del Globito Norteño, Darío Alaniz, se fue con “sensaciones muy buenas” tras el triunfo sobre Camioneros el pasado fin de semana.

“Las sensaciones son muy buenas, veníamos de dos derrotas consecutivas y este triunfo nos pone en carrera nuevamente. Hicimos un buen primer tiempo y merecíamos marcar un gol más, terminamos haciendo un partido correcto”, explicó el entrenador de Huracán.

Respecto a los rumores de un posible alejamiento si no ganaba, no se guardó nada: “Escuché que se hablaba de dos entrenadores, pero son todas mentiras. Hablé con el presidente Rafael Giardini y está todo bien, me siento muy tranquilo por el trabajo que estoy haciendo. A veces los representantes empiezan a tirar tiros para todos lados”. “No me molestó, estoy acostumbrado, hay doscientos mil técnicos y todos quieren trabajar”, sentenció.


-->