La decisión se tomó en forma consensuada entre Chile y Argentina, debido al contexto de emergencia sanitaria.

La pandemia del COVID-19 afectó la realización numerosas actividades deportivas. Situación en la que los Juegos Binacionales Cristo Redentor no quedaron exentos. Este 2020, luego de la exitosa edición en San Juan, era el turno de Santiago de Chile, sin embargo, Luis Oliva González, director regional Metropolitano del Instituto Nacional de Deportes de Chile y a su vez presidente de los XXIII Juegos Binacionales Santiago 2020, comunicó que analizando la situación sanitaria de los dos países, se determinó la postergación del evento para el 2021.

Oliva afirmó que “se han realizado los contactos con representantes de las provincias de San Juan, Mendoza, San Luis y Córdoba y están muy preocupados por lo que estamos viviendo. Ellos, al igual que nosotros, no han podido realizar procesos selectivos y menos preparatorios de cara al evento. Por tal motivo, hemos consensuado suspender los Juegos hasta 2021”.

Más allá del panorama expuesto por el dirigente chileno, es cierto que en cada una de las cuatro provincias argentinas también se vive una situación delicada, por lo que el aspecto presupuestario se presentaba como un inconveniente importante para estar presentes.

Según manifestó Oliva, resta acordar de manera conjunta los pasos a seguir, tal como señalan las bases y principios sólidos que rigen estos Juegos, donde priman los acuerdos y la colaboración mutua entre ambos países.

Queda por delante una reunión para determinar esas acciones a seguir que, en principio, serán a través de una videoconferencia. Santiago de Chile ha propuesto realizar el evento en 2021 y hay que definir si se hacen allí o se pasa a San Luis, que es a quien le corresponden los Juegos del próximo año. Son temas a definir, una vez que prospere la situación para ambos países.

Lee más