El saludo es una forma de aproximación afectuosa que se usa en cada encuentro con una persona conocida. Toda aproximación comienza con un saludo. Es un gesto de buena onda que se utiliza en la totalidad de los países del mundo, aunque sea con una palabra o con una inclinación del cuerpo como hacen en el lejano oriente

Por Jorge Sosa, Redacción Jornada


Ahora, con este estado de cosas que impone la pandemia el saludo ha quedado reducido a un entrechocar partes del cuerpo, como los codos, por ejemplo, o como los puños en la generalidad de los casos. Y nada más. Están prohibidos, o mejor desaconsejados, los apretones de manos, los abrazos y los besos.
Es que el virus es siniestro y a lo mejor un roce, un pequeño roce hace que lo contraigamos. No pierde la oportunidad el virus en hacer daño, es muy efectivo en esto.
Por lo tanto el saludo tradicional, ha quedado relegado de una manera contundente. El abrazo, ese entrechocar de cuerpos estrechamente, dándolo todo en la gestión es algo altamente nocivo. Si hasta los modestos besos que solemos dar en la mejilla de alguien ahora puede ser agente transmisor.





Así que, de lo tradicional, solo nos va quedando la palabra, saludarse diciendo: ¿Qué hacés? ¿Cómo te va? ¿Cómo andás? ¿Qué andás haciendo? Son formas comunes de saludarse en este tiempo. También se usa el levantar la mano como los indios lo hacían en su tiempo, aunque ahora nos queden pocas plumas.
El saludo es algo tradicional. Yo vivía en un pueblo donde saludábamos a todos, aunque los viéramos varias veces al día igual lo saludábamos, así que uno andaba saludando por las calles. Aunque fueran desconocidos, igual lo saludábamos.
En la ciudad solo se saluda a los conocidos, y eso si tenemos contacto visual, porque si no nos advertimos, no nos saludamos.


Sin embargo persiste un vocablo que supera cualquiera de los inconvenientes citados, la palabra “hola”
Eso sí puede usarse y lo hacemos abusivamente en la medida en que transcurren nuestros días, el hola, no se nos cae de la boca y como saludo es aceptado por todo el mundo.
Es una simple palabrita de dos letras que está diciendo mucho. En realidad no significa nada, es una forma de entrar en contacto, una puerta abierta para que las demás palabras entren en juego.
Hola es una palabra del idioma español usada como saludo. Tiene un carácter informal; no obstante, se utiliza con mucha frecuencia. Un saludo más formal puede ser Buenos días, pero este saludo está restringido a un ámbito matinal, a la vez que lo hacen: Buenas tardes (saludo formal pasado el mediodía) y Buenas noches (para después de la puesta del sol).

Según el Real Academia Española la palabra hola es una voz expresiva que podría estar relacionada con el inglés hello y el alemán hallo.1 Corominas la considera también una voz de creación expresiva, y la relaciona además con el español hala.2 La primera referencia de la palabra hola que se tiene constancia en español data de 1552.2
Por lo tanto se ha usado hasta el cansancio y se seguirá usando. La usamos para contestar el teléfono, en ese caso significa “Aquí estoy”, “Te estoy escuchando”
Es curioso como una palabrita de dos sílabas diga tanto sin decir nada. Es un saludo, uno de los únicos que pueden usarse en estos tiempos. Uno está adentro del ¡Hola! Por eso va con signos de admiración.

______________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista Diario Jornada.


-->