¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Desde la Nación, Petri sobrevuela su ambición mayor en Mendoza

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

6° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

6° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Desde la Nación, Petri sobrevuela su ambición mayor en Mendoza

El oriundo de San Martín no parece ir en tren, sí en avión a la caza del momento que le permita cumplir ese anhelo político en el que no ahorra energías, ni mucho menos intensidad para cumplirlo. Un estudiado teatro de operaciones a la espera de las mejores condiciones para ejecutar el plan.

18/04/2024 22:03
Luis Petri
PUBLICIDAD

Hiperactivo, desprejuiciado y con el fervor de los conversos, Luis Petri sigue sumando protagonismo en el gabinete nacional de Javier Milei. Luego de la sucesión de fallidas candidaturas en 2023, primero a gobernador y luego a vicepresidente, sabe que esta oportunidad como ministro de Defensa no puede ser desaprovechada.

En especial, porque las aspiraciones del dirigente mendocino no se agotan en el escenario nacional: aspira profundamente a cumplir lo que sus más cercanos colaboradores sostienen que es "su sueño": la gobernación de Mendoza.

Lejos quedó aquella postulación en Cambia Mendoza (CM) para enfrentar nada menos que a Alfredo Cornejo en las PASO. Como así también su casi inmediata incorporación a la fórmula presidencial con Patricia Bullrich en Juntos por el Cambio (JxC). 

El huracán libertario exigió entonces respuestas rápidas que el acuerdo entre Mauricio Macri y el ahora presidente logró habilitar en un ensayo coalicional que luego, triunfo en el balotaje mediante, se cristalizó en el desembarco en el gabinete nacional de Bullrich y Petri.

Desde ese momento, el radical mendocino colgó el traje de abogado "mano dura" y parece haber nacido para el cargo que ahora ocupa, ya sea acompañando al mandatario o emprendiendo por sí mismo las tareas, generalmente de corte castrense, que están bajo su órbita o que se le encargan.

La más reciente, esta semana, el pedido de ingreso de Argentina, como socio global, a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) -la mayor alianza militar del mundo-, o la compra de aviones de combate F-16 a Dinamarca.

En esa ocasión, Petri se vistió de piloto de guerra y jugó con un cinematográfico look Top Gun que las redes rápidamente utilizaron tanto para la crítica como para el sarcasmo o la ironía, y que hasta él mismo alentó; porque sabe que ese perfil de audaz e intrépido actor de Hollywood es pura ganancia en términos de construcción de imagen para lo que vendrá. 

En esa dirección, una reciente encuesta de la consultora Giaccobe y Asociados lo ubica apenas detrás del mismo Milei; de su vice, Victoria Villarruel; del vocero, Manuel Adorni y de Bullrich, asignándole un 40,3% de imagen positiva, por encima de casi todos sus compañeros de gabinete e incluso de otros referentes de la oposición. Una consideración para nada despreciable.

Pero más allá de sus sobreactuadas imágenes que parecen sacadas de los afiches de las películas bélicas, Petri se ha encargado también en este tiempo de construir fortaleza política en su intento de referenciarse como "el hombre" de Milei en Mendoza. Una postura que le ha permitido nombrar petristas en la estructura del ministerio a su cargo, pero también en las delegaciones de organismos nacionales en la provincia. Una avanzada que abre incógnitas sobre su juego a futuro con otras expresiones libertarias o mileístas.

En esa línea, hay quienes aseguran que gente de su estricta confianza trabaja codo a codo con la diputada nacional Lourdes Arrieta en la construcción e inscripción como partido de La Libertad Avanza (LLA) en Mendoza. Todo ello bajo el paraguas político del presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem y de la propia Karina Milei (alias "el jefe", según el propio mandatario). Pero también de sus difundidas reuniones -flores incluidas- con dirigentes del Partido Demócrata (PD) que habilitan sospechas de próximos e inciertos movimientos.

Atado indefectiblemente a la suerte de Milei y al éxito o fracaso de su gestión (y en especial de su política económica), ¿Petri mantendrá su pertenencia radical y su alineamiento orgánico dentro de Cambia Mendoza? ¿O buscará ser la cara de una coalición más amplia, de estricto corte mileísta, con socios libertarios y aval de la Casa Rosada capaz de enfrentar a la sucesión del cornejismo? Una posibilidad que enciende luces de alerta en Casa de Gobierno.

Por ahora son todas especulaciones de un juego claramente direccionado en pos de ese "sueño" al que Petri no ha renunciado y que, con celo y disciplina, vigila desde la Nación. 

El oriundo de San Martín no parece ir en tren, sí en avión a la caza del momento que le permita cumplir ese anhelo político en el que no ahorra energías, ni mucho menos intensidad para cumplirlo. Un estudiado teatro de operaciones a la espera de las mejores condiciones para ejecutar el plan.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD