Es el nuevo refuerzo de Oklahoma City Thunder. Es el decimocuarto argentino en la liga estadounidense.

El alero santiagueño Gabriel Alejandro Deck hizo historia grande para el básquetbol nacional al convertirse este jueves en el decimocuarto argentino en jugar en la NBA tras producirse su debut en Oklahoma City Thunder, que cayó como local ante New Orleans Pelicans por 109 a 95.

El Chesapeake Energy Arena, de Oklahoma, fue el escenario, y los 10 minutos y 46 segundos del primer cuarto el momento en que Deck puso oficialmente sus pies sobre un rectángulo de juego de la NBA para convertirse en el sucesor de 13 compatriotas que dejaron su huella , pero en un camino que iniciaron simultáneamente Juan Ignacio “Pepe” Sánchez y el “Colorado” Rubén Wolkowyski aquel lejano 31 de octubre de 2000.

Y paradójicamente este 29 de abril de 2021 que también pasará a la historia, Deck debutó en el mismo momento en que su compatriota y compañero en el seleccionado argentino, el base cordobés Facundo Campazzo, jugaba con Denver Nuggets, también como local, frente a Toronto Raptors.

Desde aquel día de principios de siglo hasta hoy el tiempo dibujó una elipse en el firmamento del básquetbol argentino que permitió que algunas de sus estrellas pudieran brillar, con mayor o menor luminosidad, dentro de esa constelación de figuras que constituye la NBA.

El día de los primeros pasos de dos argentinos se parece en mucho al de anoche, aunque Campazzo ya lleve un tiempito en la NBA y haya vivido este miércoles su mejor acción de la temporada inicial con su primer doble-doble (19 puntos, su mayor producción goleadora hasta el momento, con 15 en el último cuarto, y 10 asistencias).

Por lo pronto aquellos como estos son productos genuinos de la Liga Nacional de Básquetbol, que justamente tuvo su comienzo oficial un 26 de abril de 1985, cuando hizo el salto inaugural del partido entre San Lorenzo y Argentino de Firmat su fundador, el inolvidable León Najnudel, que fallecería el 22 de abril de 1998.

La vida del básquetbol argentino fue marcando su trazabilidad con letras de molde y hasta pueden aparecer en breve el 15 y 16, si efectivamente el drafteado cordobés Leandro Bolmaro y el marplatense Luca Vildoza, ambos jugando actualmente en España, también tienen, como se avizora, sus oportunidades en el mediano plazo.

Pero lo concreto es que esta vez le tocó el turno a Deck, que al igual que Campazzo llega a la NBA proveniente del español Real Madrid, la máxima potencia del básquetbol FIBA de la actualidad, y lo hizo pisando firme.

Si bien no contactó el balón anaranjado en ese minuto y 14 segundos finales del primer cuarto, cuando volvió al rectángulo en el segundo sacó pecho y solventando un cuerpo a cuerpo marcó de derecha su primer doble (sería el único del debut) en la NBA, que fue muy celebrado por su nuevos compañeros con los que ni siquiera compartió entrenamientos, ya que desde que llegó a Estados Unidos debió permanecer aislado.

La semana pasada arribó este santiagueño de Colonia Dora, que nació en esa población de 2.000 habitantes hace 26 años, el 8 de febrero de 1995, y desde entonces se realizó seis hisopados para prevenir el contagio de coronavirus, antes de ser habilitado para esta presentación.

Entonces fue que el martes mismo por la noche el entrenador Mark Daigneault le prometió 15 minutos en cancha ante los Pelicans, y cumplió casi exactamente, ya que jugó 14 minutos y 35 segundos, ya que volvió a la cancha en el final del tercer cuarto y jugó la primera parte del cuarto.

En ese lapso y para que la planilla inolvidable del debut fuera pareja, entregó también dos asistencias y tomó dos rebotes, lo que provocó los abrazos de felicitación de sus compañeros cuando volvió al banco de suplentes.

Para entonces Campazzo ya había tenido otra gran performance en el Ball Arena Denver donde los Nuggets superaron a Toronto Raptors por 121 a 11 con 12 puntos de “Facu”, a los que les sumó 2 rebotes, 4 asistencias y un robo en 29 minutos y 25 segundos en cancha.

Deck jugó la mitad de los minutos que Campazzo, uno en Oklahoma y otro en Denver, pero ambos haciendo historia grande para el básquetbol argentino, que en tiempos tristes y dramáticos de pandemia en el mundo, no olvidará con el paso de los años que en el penúltimo día de abril de 2021 un chico santiagueño se subió a la élite de este deporte y demostró que tiene ganas y condiciones como para no bajarse por un buen tiempo.


-->