Si bien existen diferencias entre las medidas que pretenden las distintas autoridades, todos comparten la preocupación por la escalada de casos y la transmisión comunitaria de las nuevas cepas.

Más controles y restricciones en el horario de la nocturnidad en todo el país es el eje central de las nuevas medidas que el Gobierno nacional prepara por estas horas y que se plasmaría en un inminente Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del DISPO.

De acuerdo a la información que surgió de la esfera cercana a la toma de decisiones en la Cosa Rosada se habría alcanzado un consenso entre los gobiernos de Nación, Provincia y, supuestamente, de CABA.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, avanzan en estas horas con la coordinación con distintos gobernadores para poder definir el rigor de las medidas, indicaron las fuentes consultadas.

Probablemente se restrinja la circulación nocturna, se limite el uso del transporte público y se ataque la costumbre de las reuniones sociales de más de 10 personas.

Los trascendidos surgieron luego de una reunión que encabezó Cafiero en Casa Rosada junto a sus pares de la Ciudad, Felipe Miguel, y de la Provincia, Carlos Bianco.

El encuentro se extendió por más de una hora, también contó con la participación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el porteño, Fernán Quirós; y el viceministro bonaerense, Nicolás Kreplak.

Algunas de las posibles medidas que estudia el gobierno sería:

Prohibición de la circulación nocturna.

Prohibición de reuniones sociales en espacios privados.

Suspensión de todos los eventos en salones o espacios cerrados

Aforo del 30% en restaurantes y bares durante las horas que estén abiertos

Suspensión de viajes de egresados

Cierre de casinos y bingos.

Cierre de deportes en lugares cerrados.

El contexto

La llegada de la segunda ola de coronavirus en Argentina se terminó de marcar con una “jornada negra” registrada ayer con un récord de contagios en el país desde el inicio de la pandemia con más de 20 mil casos.

Según fuentes oficiales la  Nación va a implementar una serie de medidas de restricción de la circulación, las actividades nocturnas y las reuniones sociales (serán menores a 10 personas) para 87 distritos con “alto riesgo epidemiológico” por el aumento sostenido de casos en las últimas dos semanas.