Como culminación del año el Partido Demócrata de Mendoza organizó una reunión en la que participaron dirigentes de todos los departamentos de la Provincia y de la Juventud, concejales en actividad y exlegisladores de la agrupación y también dirigentes nacionales, como Luis Rosales (liberal) y José Pipo Alvarez (presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas) y conductores de otros espacios políticos, como  el senador Marcelo Romano, los concejales Rubén Lázaro y Luis Giacchino (ex Protectora), y Gastón Pescarmona (libertario)


Roberto Ajo y Carlos Balter, titulares del PD en el orden local y nacional respectivamente y Mercedes Llano como legisladora remarcaron “la conveniencia de formar un espacio común de centro con un ADN bien mendocino, cuyo eje sea el de la defensa de la libertad y la república y la autonomía de Mendoza ante el avance del populismo nacional y del centralismo”.

Señalaron que la denominada grieta ha sido deliberadamente funcional al kirchnerismo y al radicalismo, mientras que lo único que ha aportado a la sociedad es mayor pobreza, desigualdad, corrupción e impunidad.


“Debemos aunar esfuerzos para poner freno al aumento del Estado y la consiguiente mayor presión impositiva, como también a la partidización del poder judicial y de los órganos de contralor si queremos que Mendoza no caiga en el caudillismo y el empobrecimiento  que ello conlleva”, destacó finalmente Roberto Ajo.


-->