El jefe de Gobierno alienta una gran PASO en la provincia de mayor peso electoral del país. Santilli, Jorge Macri y Monzó son los nombres del PRO. Manes y Posse, los del radicalismo.

La coalición opositora Juntos por el Cambio ya empezó a sentir el calor de la puja interna por el armado de las listas de candidatos a diputados nacionales en la provincia de Buenos Aires y empieza a perfilar una posible competencia en las primarias (PASO) con un variado menú de dirigentes.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ya envía señales de estar a favor de que los candidatos se definan en las primarias de septiembre en medio de la pulseada que mantiene con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Al mismo tiempo, la UCR juega su propio partido entre la conducción nacional y bonaerense de Alfredo Cornejo y Maximiliano Abad, respectivamente, y el sector del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, en tandem con el senador Martín Lousteau.

En el PRO, Larreta impulsa como candidato a diputado a su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, quien recientemente afirmó que “por supuesto” competiría en las PASO y desafió: “¿Por qué no competir?, las primarias están para eso. Para que la oposición consolide y amplíe su espacio y compita”.

De esta manera, Santilli respondió en declaraciones radiales al malestar que había manifestado hace algunas semanas el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que busca hacer valer su posición en el territorio bonaerense junto a sus pares del Grupo Dorrego, ante un eventual desembarco del dirigente porteño.

Por esa razón el jefe comunal de Vicente López aparece como otro de los candidatos que podría participar de una PASO, con el apoyo de Bullrich y del ex presidente Mauricio Macri, quien bendijo el acuerdo entre su primo y la presidenta del PRO para enfrentar a Rodríguez Larreta, según deslizaron fuentes del espacio a NA.

Además de Santilli y Jorge Macri, ya aparecen como posibles candidatos Florencia Arietto, ex colaboradora de Bullrich durante su gestión en el Ministerio de Seguridad de la Nación, y Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara de Diputados que desde 2019 se mueve cerca del mandatario porteño.

En tanto, la UCR se entusiasma desde hace varios meses con lanzar al neurocientífico Facundo Manes como candidato a diputado y esa posibilidad parece más cercana luego de que Cornejo afirmara que “encabezar una lista con él sería importante” para la oposición.

La plana mayor del radicalismo espera con ansias una reunión partidaria prevista para el próximo miércoles que podría ser la primera señal concreta de Manes luego de que desistiera de competir en las elecciones de 2017 y de 2019.

El posible lanzamiento del conocido profesional de la salud fue celebrado públicamente el último domingo por la líder de la Coalición Cívica y co fundadora de Juntos por el Cambio, Elisa Carrió, aliada de Rodríguez Larreta y otras de las anotadas como posible candidata.

A principios de año y luego de haber anunciado su retiro de la política en 2019, Carrió volvió al ruedo y empezó a reunirse seguido con Larreta y con la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, a quien le recomienda que “no juegue” este año y se “preserve para 2023”, según confiaron fuentes del espacio opositor a Noticias Argentinas.

Vidal, en tanto, demora una definición pero arrecian las versiones sobre una posible candidatura en la Ciudad de Buenos Aires pese a la intención de Bullrich y Macri de que compita en la Provincia. 

Carrió se expresó a favor del ala “moderada” y en reiteradas oportunidades manifestó su apoyo al jefe de Gobierno y a la ex gobernadora como lo hizo ahora con Manes.

Sin embargo, el sector del radicalismo bonaerense que lidera Posse está dispuesto a dar la pelea en las PASO luego de la derrota en las internas por la conducción de la UCR provincial y amagó en los últimos días con lanzarse como diputado nacional.

En un comunicado del 11 de junio, el sector “Protagonismo Radical”, que reclama un rol más activo de la UCR en Juntos por el Cambio, afirmó que “las PASO tienen que ser aprovechadas” y afirmó: “Con Gustavo Posse vamos a brindar a los bonaerenses la posibilidad de votar candidatos de su propia provincia, con experiencia contrastable de gestión”.

A medida que avanzan las semanas la posibilidad de una gran primaria en la oposición va ganando volumen y todavía faltan definiciones en torno a dirigentes que se sumaron en el último tiempo a la coalición, como el peronista Miguel Pichetto, y de los que se acercan de a poco, como el ex ministro de Economía Ricardo López Murphy y el economista liberal José Luis Espert.


-->