¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

El consumo de carne en caída libre: bajó 17.6% y es el peor registro en 30 años

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

7° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

7° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

El consumo de carne en caída libre: bajó 17.6% y es el peor registro en 30 años

El consumo per cápita de carne vacuna habría sido equivalente a 42,6 kilos/año en marzo de 2024, ubicándose 18,5% por debajo del verificado en marzo de 2023

Redacción
17/04/2024 14:21
La caída está directamente relacionada con el poder adquisitivo, que ha disminuido bruscamente
PUBLICIDAD

El consumo de carne vacuna cayó un 17,6% en el primer trimestre del año frente al mismo perdido de 2023 y se convirtió en el peor registro en los últimos 30 años, de acuerdo a lo informado por la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).

El relevamiento precisó que “el consumo aparente de carne vacuna habría totalizado 499,7 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) en enero-marzo del corriente año”, arrojando la caída histórica en los niveles de consumición.

En tanto, el promedio móvil de los últimos doce meses del consumo aparente de carne vacuna quedó en 50,0 kilos por habitante por año en el tercer mes del 2024, es decir 4,2% por debajo del promedio de un año atrás.

En el caso de los cortes vacunos el alza fue de 9,5%, mientras que en el caso del pollo llegó a 13,1%. Las subas mensuales fueron de 11,9% para la paleta, de 10,2% para el cuadril, de 10,1% para la carne picada común, de 9,0% para la nalga y de 6,2% para el asado. La caja de hamburguesas tuvo un alza de sólo 4,6% mensual.

El titular de CICCRA, Miguel Schiariti, expresó que el promedio de 42 kilos de carne consumidos por habitante en marzo “es un número muy bajo para lo que veníamos consumiendo” ya que “el año pasado consumimos 52 kilos de carne, es decir se cayó 10 kilos el consumo en el primer trimestre”.

Expresó que el promedio de 42 kilos de carne consumidos por habitante en marzo

En relación a la variación de precios en el contexto de alta inflación que tiene injerencia en el descenso en el consumo, el informe aportó que en marzo, el rubro carnes y derivados’ tuvo una suba de 9,8% mensual, es decir 0,7 puntos porcentuales mayor a la de febrero, pero continuó siendo uno de los que menores subas del registro general, dejando afuera del análisis a los estacionales.

En el caso de los cortes vacunos el alza fue de 9,5%, mientras que en el caso del pollo llegó a 13,1%. Las subas mensuales fueron de 11,9% para la paleta, de 10,2% para el cuadril, de 10,1% para la carne picada común, de 9,0% para la nalga y de 6,2% para el asado. La caja de hamburguesas tuvo un alza de sólo 4,6% mensual.

En tanto, entre marzo de 2023 y marzo de 2024 en promedio el valor de los cortes vacunos subió 278,0%. Desde CICCRA indicaron que “la suba se mantuvo todavía por debajo del ritmo de aumento de la hacienda en pie, que fue de 306,4% anual”.

Al desagregar por cortes principales surge que el precio promedio de la carne picada común se multiplicó por cuatro en los últimos doce meses. Luego se ubicaron la paleta (287,5%), el cuadril (271,6%), la nalga (271,1%) y el asado (258,4%). En el caso de las hamburguesas, el alza fue de 276,2% anual. Y el valor del pollo registró un incremento de 287,0% anual.

La carne se como cuando se puede

De acuerdo al reporte, en lo que tiene que ver con el consumo per cápita de carne vacuna en marzo pasado este se ubicó en el equivalente a 42,6 kilos/año, 17.6% por debajo de marzo de 2023.

“En tanto, el promedio móvil de los últimos doce meses del consumo aparente de carne vacuna quedó en 50 kg/hab/año en el tercer mes del año, es decir 4,2% por debajo del promedio de un año atrás”, completó luego.

Miguel Schiariti, presidente de CICCRA, afirmó sobre la caída del consumo: “Esto está directamente relacionado con el poder adquisitivo, que ha disminuido bruscamente. En lo que va del año los ingresos de los consumidores cayeron más del 10%, entonces se consume menos”.

Añadió: “Si bien la carne aumentó [de precio], este incremento fue menos que el resto de los otros productos, subió 9,5% [en marzo] y el resto [de los productos] 11,5%”. Precisó que, anualizado, el aumento del ganado fue del 306% mientras la carne se encareció un 274%. “Aumentó menos que el precio del ganado en pie. La cadena en sus distintos eslabones fue absorbiendo parte del no crecimiento del precio de la carne al público”, apuntó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD