Volvió de Italia con su novio el futbolista Paulo Dybala y sorprendió a su familia.

Luego de diez meses y de haber contraído coronavirus durante su estadía en Italia con su novio Paulo Dybala, Oriana Sabatini regresó a la Argentina. La cantante sorprendió a sus padres con su llegada, ya que ellos pensaron que sería dentro de unos días y compartió el video del emotivo encuentro.

“Después de diez meses volvimos a casa”, escribió en su cuenta de Instagram la hija de Catherine Fulop y Ova Sabatini y aclaró: “Ante cualquier duda sepan que estoy cumpliendo la cuarentena de quince días y llené todos los formularios y permisos para poder viajar y llegar a mi casa”.

En su posteo se puede ver un video de casi cuatro minutos en el que se reencuentra con sus padres, su hermana Tiziana y con sus perros. Cathy también lo compartió y escribió: “Que emoción después de diez meses abrazarte. Ori volvió y a mí el corazón se me salía del cuerpo, no he parado de llorar ha pasado tanto desde la última vez que te vi hija, estoy súper emocionada. Te amo. Bienvenida a casa… (estará cumpliendo la correspondiente cuarentena de quince días y viajó con todos los permisos requeridos)”.

El video comienza con Oriana golpeando la puerta de su casa y una Fulop sorprendida al abrir. “¿Qué hacés acá?”, pregunta la madre que se abraza con su hija, mientras la reta: “Nos engañaste estúpida”.

Luego la cantante ingres a la casa y la recorre hasta llegar a la habitación donde se encuentra su padre, para esconderse y asustarlo. Sorprendido ante la feliz noticia, él la abraza, mientras Catherine se ríe: “Mira, está llorando, no puedo creerlo”.

Finalmente llegó la hora de saludar a su hermana menor, Tiziana, que al momento de la llegada de Oriana estaba durmiendo. Sin dudarlo, la novia de Dybala ingresó al cuarto y se tiró en la cama para despertarla y saludarla.

Sabatini y Dybala, instalados en Italia, fueron unos de los primeros argentinos en contagiarse de coronavirus. “Yo tenía síntomas. Tos, me dolía mucho el cuerpo y la cabeza, sentía cansancio constante. Yo seguí entrenando porque no sabía que estaba contagiada, entonces noté que mi respiración había cambiado mucho y no exactamente para bien. Ahora han bajado un poco los síntomas, me siento mejor. Sigo con esa sensación de cansancio, pero ya no estoy tan mal como antes. De todas maneras, igual estoy bien en planos generales”, había contado ella en su momento.

Una vez curada, la morocha prefirió seguir con el aislamiento y recién salió luego de dos meses. “Hoy, después de 61 días encerrada, salí por primera vez a la calle, al mundo exterior”, contó la cantante argentina, y definió que “fue muy raro”.

Más adelante, en Argentina, Catherine, Ova, Tiziana y Bety, la mamá del actor, también se contagiaron de coronavirus. Los casos de ellos fueron más severos y a diferencia del cuadro de Oriana, requirieron internación. “Ahora no me falta el oxígeno pero tengo una sensación rara. Ya no tengo fiebre, pero sí mucho dolor de cuerpo”, contó Fulop sobre cómo llevaba el virus, tras haber estado una noche en observación. Además, le había pedido a la gente que rezara para que su familia no tuviera ninguna complicación.