Se trata de un expiloto que participó durante varias temporadas en el Gran Circo. Siempre en equipos modestos como Skyper, Sauber o Force India, lo que le imposibilitó llegar al podio, aunque estuvo a punto de conseguirlo en el Gran Premio de Italia de 2009, cuando terminó en cuarta posición.

Nadie duda de que para poder pilotar en la Fórmula 1 hay que demostrar que se es uno de los mejores del mundo y Adrián Sutil -de él estamos hablando- lo hizo. Pero eso no evita que, como le puede ocurrir a cualquier persona que se ponga a los mandos de un coche, pueda sufrir un accidente.

Lo concreto es que el expiloto alemán destrozó un McLaren Senna LM, un deportivo que está valorado en un millón de euros. Es un homenaje de McLaren al vehículo fabricado en 1990 y que cinco años después logró la victoria en las míticas 24 Horas de Le Mans. Un coche que está al alcance de muy pocos bolsillos.

El McLaren Senna LM lleva un motor V8 que desarrolla más de 800 caballos de potencia y aún no está disponible. Se fabricarán solo veinte unidades, aunque una de ellas ya la tiene Adrian Sutil y la sacó a pasear por las calles de Mónaco. La mala suerte quiso que sufriera un accidente y que empotrara el deportivo contra una señal, dejándolo en un estado lamentable.



/" target="_blank">