Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete de Ministros fue la primera en mencionar la posibilidad de subir retenciones. Le siguió el Presidente. El campo amenazó con medidas de fuerza.

En medio de la tensión por la posibilidad de que se incrementen las retenciones a las exportaciones agropecuarias, el presidente Alberto Fernández recibirá mañana en la Casa de Gobierno a los dirigentes de la Mesa de Enlace del sector.

A la reunión prevista para las 15.30 están convocados los dirigentes de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

La semana pasada, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, fue la primera en deslizar que el Gobierno podría analizar una suba de retenciones a las exportaciones agropecuarias para frenar el incremento de precios en los alimentos.

No tenemos tantas herramientas y tenemos que usar todo lo que tengamos. Nosotros apostamos al diálogo”, dijo la funcionaria en declaraciones periodísticas.

Desde esa declaración las entidades del campo no dejaron de manifestar la oposición del sector a esa posibilidad. El presidente de CRA, Jorge Chemes, fue uno de los más gráficos para presentar su postura: “para un sector del Gobierno, el campo es el enemigo“, y rechazó enfáticamente la posibilidad de que se incrementen las retenciones.

Se busca un escenario de conflicto, porque de alguna manera se quieren tapar problemas importantes que atraviesa el país“, apuntó el dirigente.

Más tarde, el Presidente se sumó a la posibilidad plasmada por Todesca. “Si el campo no entiende, voy a subir las retenciones y establecer cupos a la exportación”, dijo en declaraciones a un diario nacional. 

A mí me votaron para ejercer el poder cuando tengo que ejercerlo. No se puede especular en este contexto, no tienen derecho a lastimar la tranquilidad de la gente”, aseguró.

El presidente de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, aseguró que no están dadas las condiciones para que el presidente Alberto Fernández disponga una suba de retenciones porque “el productor primario no puede hacer más esfuerzos”.

Tras las declaraciones del primer mandatario, quien instó a los productores a cumplir con las distintas regulaciones que impone el Estado para no tener que avanzar en una suba de retenciones, Achetoni consideró que nueva nueva suba del impuesto a las exportaciones significaría que el Gobierno “continúa sin escuchar“.

Por su parte Coninagro señaló en un informe que de los 50 países que más exportan en el planeta, solo 5 imponen tributos a exportaciones y uno de ellos es Argentina. Las retenciones a las exportaciones son un fenómeno que no se usa en la mayoría de los países del mundo y que no acompaña la capacidad productiva ni exportadora. Para cuidar la mesa de los argentinos también es importante que cuidemos a los que producen”, aseveró el titular de la entidad, CarlosIannizzotto.

Coninagro explicó que según un estudio de Index Mundi los únicos países con “retenciones” de cierta relevancia son Indonesia, Rusia, Kazajistán, Uzbekistán, Costa de Marfil, Tanzania, Guinea, Argentina, Camboya, Irán, Camerún, Uganda y Hungría.

En un comunicado, las cuatro entidades del campo que componen la mesa de enlace (CRA, Coninagro, Federación Agraria Argentina y Sociedad Rural Argentina) emitieron un comunicado en el que manifestaron “su más absoluta consternación ante las declaraciones del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en las que acusa a todos los productores argentinos y al campo en general de ser los responsables del aumento de los precios y los amenaza con implementar un aumento de retenciones o cupos de exportación, dos medidas devastadoras para la producción”.

“Pocas veces en la historia democrática se vio a un Presidente dirigirse tan injustamente a millares de argentinos por el solo hecho de llevar a cabo una actividad lícita y noble, como es la producción de alimentos. Peor aun, amenazarlos públicamente frente al resto de sus compatriotas y al mundo, a partir de una acusación sin ningún tipo de fundamento, humillándolos, una vez más, con una actitud que no se condice con su investidura ni con la debida mesura e imparcialidad que debe exhibir la máxima autoridad de la Nación”, agregaron.

“Parece mentira que debamos reiterar algo que ya expresamos en innumerables ocasiones y que las autoridades deberían saber y reconocer: los productores no somos formadores de precios” indicaron en una misiva en la que se pudieron a disposición del Presidente para avanzar en el diálogo.


-->