El delantero de River Plate será intervenido quirúrgicamente para una limpieza en la rodilla derecha por una sinovitis crónica y estará fuera de las canchas por lo que resta del campeonato

Matías Suárez será operado esta tarde por una sinovitis crónica en la rodilla derecha y se perderá toda lo que queda de la temporada.

La intervención, que dura un par de horas, será ambulatoria y el cordobés volverá a su domicilio para empezar con la recuperación. La misma le demandará dos meses por lo que estará disponible recién para la pretemporada de verano. La idea es que se sume a los últimos entrenamiento del grupo en 2021 y que empiece a la par del resto directamente el año que viene.

Suárez tendrá que realizarse lo que se conoce en la medicina del deportista como un “toilette quirúrgico“, que es una limpieza profunda en la articulación para evitar que vuelva a juntar líquido en la zona.

Los problemas se originaron por una serie de lesiones que empezaron en agosto del 2012 cuando Suárez estaba en el Anderlecht de Bélgica; primero se lastimó el tendón rotuliano y se sometió a una cirugía en la rótula y luego se rompió dos veces el ligamento cruzado anterior.

EL PRESENTE DE RIVER

Mientras tanto, el equipo volvió al trabajo en el predio de Ezeiza por la mañana de cara al encuentro frente a San Lorenzo del próximo domingo.

En cuanto a los lesionados, volvieron a trabajar de manera diferenciada los que arrastran lesiones musculares como Jonatan Maidana, Braian Romero y David Martínez, lo mismo que Enzo Pérez con una fisura en el dedo más chico del pie derecho.

La situación de Martínez es la más favorable para el regreso al equipo luego del desgarro que sufrió el pasado 15 de septiembre, aunque va a tener que realizar algunas prácticas de fútbol porque ya lleva casi un mes de tareas diferenciadas.

De todos modos, la buena actuación de Felipe Peña como primer marcador central y el regreso de Javier Pinola le dan cierta tranquilidad al entrenador Marcelo Gallardo para armar la defensa del equipo en el clásico contra el conjunto de Boedo.

En tanto, el viernes evaluarán el regreso de los jugadores convocados para las fechas de Eliminatorias y de acuerdo al desgaste resolverán quiénes serán tenidos en cuenta. Franco Armani y Julián Álvarez son los que tienen más chances ya que el seleccionado argentino juega el jueves en el Monumental.

Paulo Díaz, Robert Rojas y Nicolás de la Cruz van a estar más complicados por el tema de los viajes y porque sumaron minutos y cansancio en esta última triple fecha para Chile, Paraguay y Uruguay, respectivamente.

Por último, Enzo Pérez será evaluado día a día aunque la idea del entrenador es que no arriesgue para poder estar ante Talleres de Córdoba el jueves de la semana próxima luego de la fisura que sufrió en el superclásico.


-->