En un informe presentado, Argencon prevé que el sector se convertiría en uno de los principales exportadores de Argentina. Mendoza ya tomó esta iniciativa.

Las exportaciones de la economía del conocimiento podrían sumar USD 2000 millones en los próximos tres años y un total de hasta USD 10 000 millones a fines de 2030, por encima de los USD 6000 millones que se registran en la actualidad en términos anuales, según la entidad que agrupa a empresas exportadoras de servicios, Argencon.

Además de la implementación de la ley de promoción de la economía del conocimiento, los directivos de Argencon marcaron la necesidad de eliminar los derechos a la exportación que pesan sobre el sector y que fueron implementados por el gobierno de Mauricio Macri a través del Decreto 1201, en el año 2018. El impacto de esa medida, sumado a las condiciones macroeconómicas nacionales y las internacionales de la mano de la pandemia, hicieron que las exportaciones argentinas de este rubro sumen 9 trimestres consecutivos de tendencia a la baja.

Si se amplían las políticas públicas que favorecen al sector, estiman que el ritmo de crecimiento sería similar al experimentado en “la primera década del siglo”, con el fomento de la industria del software. Prevén que se podrían generar 30 000 puestos de trabajo anuales, en una industria que se caracteriza por la capacitación constante de sus empleados y por la vinculación con las universidades.

El director ejecutivo de Argencon, Luis Galeazzi, habló de “fuga de empresas” pero antes aclaró: “Las empresas no se van, pero se instalan en países donde les ofrecen menor carga impositiva y relación directa con las universidades, entre otros beneficios”. Por eso prevén una “fuga de actividades”.

LEER TAMBIÉN

Galeazzi remarcó: “Argentina tiene las aptitudes para retomar un modelo sostenible de creación de riqueza y empleo en el marco de la era digital”. “No hay otro sector que tenga hoy una propuesta integral de desarrollo económico y social equivalente al de la Economía del Conocimiento”, agregó.

“Argentina tiene debilidades estructurales –costo del financiamiento, inestabilidad cambiaria, confusión normativa, etc.– que no se superarán en el corto plazo y que deben ser compensadas por una política de Estado consistente, claramente orientada hacia la promoción integral del salto digital de nuestra sociedad”, agregó el director ejecutivo de Argecon.

Mendoza ya apuesta por la economía del conocimiento 

Una de las medidas del gobierno provincial a favor del fomento de la economía del conocimiento en Mendoza fue la reciente aprobación del paquete tecnológico en la Legislatura. El proyecto aprobado otorgará beneficios impositivos para la creación de empleos, brindará facilidades para la fundación de empresas, dará incentivos a la exportación y un marco de estabilidad para que sigan creciendo los polos productivos. Además, dentro de las leyes aprobadas, se habilitan la creación de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación; el fomento a los emprendedores y la Ley de Economía del Conocimiento.

“La provincia viene buscando su lugar para convertirse en protagonista de la economía del conocimiento”, expresó Suarez en su discurso de apertura de la 5ta edición de Ciudades Conectadas.

En la misma línea discursiva, el jefe provincial, detalló que hay muchas líneas de trabajo en la provincia que “demuestran el talento mendocino, la competencia de nuestras universidades, la calidad de nuestro hábitat para quienes nos eligen como destino para emplazar sus emprendimientos y desarrollar su vida profesional, y la garantía que da el Estado mendocino”.