Tras cerrar su participación en la Copa Libertadores de América y ganar la Copa Diego Maradona, en Boca todos los cañones apuntan a reforzar el equipo de cara a la nueva temporada y Marcos Rojo, hombre del Manchester United, es el nombre que pica en punta para sumarse al equipo de Miguel Ángel Russo.

En las últimas horas el Xeneize le hizo llegar una oferta concreta al jugador, que vería con buenos ojos ponerse la azul y amarilla, más allá de su fanatismo por Estudiantes de La Plata, otro club que lo tiene en la mira. La intención es sumarlo por tres temporadas.

Rojo seduce en Boca porque todavía es joven -tiene 30 años-, con un extenso paso por la Selección Argentina y porque puede jugar en dos puestos que se quiere reforzar: lo piensan como segundo marcador central y como lateral por izquierda.

La idea del club argentino es no pagarle al Manchester United, equipo dueño de su pase hasta mitad de temporada, pero es difícil que salga antes de tiempo sin dinero a cambio. Rojo actualmente no es considerado por los Diablos Rojos y se encuentra en la ciudad de La Plata.