La Historia del boxeo. Capítulo X

Rocky Marciano siempre se entrenó para ser un gran boxeador. No empezó a practicar el deporte hasta los 23 años, cuando la mayoría de los aspirantes a campeones estaban ya metidos en sus carreras desde hace tiempo. Era pequeño, no era un atleta natural, tenía mala coordinación y balance, e incluso no quería practicar el boxeo, ya que quería ser una estrella del baseball. Pero vieron en él que era un gran pegador, especialmente con la mano derecha, y tenía mucho coraje y determinación. Nació con el nombre de Rocco Marchegiano, el 1 de septiembre de 1923. Era hijo de italianos de clase baja, que se habían instalado en la ciudad de Brockton, en Massachusetts, donde su padre, Pasquale, trabajaba en una fábrica de zapatos.

Rocco hizo sus primeros pasos como boxeador en la armada, y pasó la mayoría de su servicio en Gran Bretaña. Sólo se tomó en serio el hecho de boxear después de fallar numerosas veces en sus intentos de convertirse en jugador de baseball, su sueño de la infancia. Su amigo Allie Colombo, que formó parte del equipo de Marciano, persuadió a Al Weill, manager de Nueva York, para que lo admitiera, cosa que hizo después de recibir el consejo del veterano entrenador Charley Goldman, de 60 años, que tenía alrededor de 300 peleas profesionales y supo del potencial de Marciano en cuanto lo vio. Marciano trabajó duro con el rango de peso pesado, y bajo la batuta del paciente Goldman aprendió a canalizar su extraordinario poder de pegado en la corta distancia, con golpes destructivos.

En su primer año profesional, 1948, derrotó a los 11 rivales a los que se enfrentó (8 de ellos en el primer round).

En 1949, su récord era de 13-0, con 11 nocauts, y sus malos días pasaron fugazmente. El combate que lo lanzó a la fama fue contra Roland LaStarza, un joven ítaloamericano imbatido hasta ese momento en 37 peleas. El combate tuvo lugar en el Madison Square Garden de Nueva York, el 24 de marzo del 1950. Marciano ganó por decisión dividida, después de una auténtica batalla, que pudieron observar 13.658 personas. Marciano era un gran negocio, pero a Weill no le iba tan bien. Lo mantuvo entrenando fuerte hasta que estuvo preparado, en julio del ’51, para iniciar el camino para disputar un título mundial. Rex Layne fue derrotado en 6 rounds, Freddy Beshore en 4, y el 26 de octubre Rocky Marciano finalizó con la carrera de Joe Louis, al que derrotó en nueve rounds, como detallo en el capítulo anterior.

Victorias contra Lee Savolt y Harry Matthews lo mantuvieron en la cumbre, hasta que finalmente, el 23 de septiembre del 1952, el campeón mundial Jersey Joe Walcott, que había sido el hombre más viejo en haber ganado el título de los pesados, cayó en una durísima pelea. Marciano se fue al suelo en el primer minuto, pero siguió boxeando round tras round, hasta que en el decimotercero Walcott sólo tenía que mantenerse en pie para ganar. Pero entonces Marciano le propinó un devastador derechazo que acabó con el viejo pugilista. Ese golpe le sacó a Walcott lo poco que le quedaba como boxeador. En la siguiente pelea que disputó, Walcott se fue como una oveja en el primer round.

Marciano despejó todas las dudas con LaStarza, cuando lo venció en el undécimo asalto, en septiembre del ’53. Sólo boxeó dos veces en el ’54, pero sus dos victorias sobre el campeón Ezzard Charles pasaron a la historia del pugilismo. La primera fue el 17 de junio. Charles le aguantó los 15 rounds a los que estaba pactado el combate, y mantuvo en vilo a los 48.000 asistentes en el estadio de los Yankees, gracias a su impresionante resistencia. En la revancha, el 17 de septiembre, la izquierda de Marciano no fue la que siempre había sido, y el rincón de Rocky tuvo que rogarle al doctor de la pelea que no la parara. Como siempre, Marciano salió de la crisis: una serie de golpes de derecha tumbaron a Charles en el octavo round, y en el siguiente ataque lo noqueó fríamente. Sólo hubo dos peleas después de esa: una victoria sobre Don Cockell y un nocaut en el noveno contra el campeón de los semipesados Archie Moore.

La retirada de Rocky fue anunciada el 27 de abril del 56, pese a las tentadoras ofertas para que regresara a los rings. Tuvo un récord de 49 victorias (43 de ellas antes del límite), sin ninguna derrota. Rocky Marciano falleció el 31 de agosto del 1969, cuando el avión en el que viajaba se estrelló cerca de Des Moines.

Rocky murió el domingo 31 de agosto de 1969, en un accidente aéreo, el día anterior a cumplir 46 años.

Te pueden interesar los capítulos anteriores.

____________________________________________________________________________

Copyright © 2020 Diario Jornada Mendoza | Todos los derechos reservados