La ola de robos y vandalismo en las escuelas del Oeste mendocino ha seguido, no sé detiene. Lo curioso, algo poco serio, aconteció en un robo en el que personal policial aprendió a tres sujetos en pleno acto delictivo en una escuela del Barrio San Martín y la Oficina Fiscal Nº2 que está ubicada en el Barrio Cano no quiso hacer nada, por lo que el personal policial, para que no quedara en la nada procedió a realizarles un acta por no ser su día para salir. Inaudito

“Esto da impotencia. El personal policial no da abasto trabajando y custodiando la zona y cuando llegan a la fiscalía los sueltan y quedan impunes. Esto no puede seguir pasando” declaró María de Los Ángeles, una de las maestras que da clases en una escuelita del Barrio San Martín.

El ámbito judicial debe responder frente a esto porque sería una forma de dar respuesta a la comunidad” dijo con énfasis la docente a Radio Nihuil.