La Organización Panamericana de la Salud advirtió sobre la sustancia que la periodista recomendó para combatir el coronavirus y alertó sobre las contraindicaciones que produce su ingesta.

A Viviana Canosa no le bastó con contar que consume dióxido de cloro para prevenir el coronavirus sino que también hizo una demostración en vivo en el ciclo televisivo que conduce. Su accionar causó repudio en las redes ya que la ingesta de esta sustancia está prohibida en el país y especialistas en el área advirtieron sobre los peligros de su uso.

La OPS (Organización Panamericana de la Salud) sostuvo que el dióxido de cloro se utiliza para desinfectar superficies y puede causar trastornos digestivos, cardiovasculares, renales y hasta la muerte en caso de su ingesta o inhalación.

Según informó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Organización, durante una conferencia de prensa, “la OPS clara y enfáticamente desaconseja el uso de dióxido de cloro y de sus derivados para ser injerido o inhalado o para cualquier otro uso en humanos”.

“Estos productos se usan para desinfectar superficies inanimadas, no para seres humanos”, aseguran los expertos.

A su vez sostuvo que no existe ningún ensayo clínico o resultado fehaciente de calidad que sugiera que estos productos sean efectivos o eficaces contra el coronavirus. “Al contrario, es muy tóxico, es un gas amarillento que reacciona químicamente muy fuerte, puede producir la muerte, puede producir diarreas, neumonía y otra serie de eventos. Es imperativo que cuando la gente escuche que estos productos se ofertan, contacte a su ministerio de salud”, argumentó el profesional.