El 31 de agosto de 2011, los representantes de la D le dieron inicio al certamen con la disputa de la Primera eliminatoria. Conocé quien fue el autor del primer gol, cuál fue el único equipo que llegó a la Fase Final y la particularidad relativa a las emociones que unió a los encuentros

El 31 de agosto de 2011 quedará inmortalizado como la fecha que marcó el inicio de la era moderna de la Copa Argentina. Los 18 equipos que disputaban el certamen de la Primera D se enfrentaron en una jornada apasionante, con encuentros caracterizados por la paridad (ninguno tuvo una diferencia mayor a los dos goles) que otorgaron los últimos cupos en la Segunda eliminatoria, instancia que ya incluyó a los representantes de la B Metropolitana, la C, el Torneo Argentino A y el Torneo Argentino B.

Con la mítica número 10 en su espalda, Kevin Juan eludió a sendos marcadores, ingresó al área y sacó un derechazo cruzado que se convirtió en el primer gol de la Copa Argentina. Dos minutos de juego habían transcurrido en el estadio Saturnino Moure, sede del único triunfo visitante en aquella jornada inaugural: Argentino de Quilmes derrotó por 2-0 a Victoriano Arenas. Los otros dos clubes que lograron la clasificación en terreno ajeno fueron Claypole (sobre Atlas) y San Martín de Burzaco (ante Lugano), que se impusieron por 5-4 en las series de penales luego de igualar 0-0 en los 90 minutos.

Cañuelas (superó 5-3 a Centro Español, después de empatar 0-0) fue el conjunto restante que aseguró su continuidad en la competencia mediante una definición por penales. En cuanto a actuaciones individuales, Ignacio Bilbao se destacó con el primer doblete en la historia de la competencia: facilitó el triunfo de Yupanqui sobre Deportivo Paraguayo. Fénix se valió de un gol agónico de Leonel Bargas para eliminar a Sportivo Barracas; mientras que Juventud Unida (cabezazo de Leonardo Espinoza) e Ituzaingó (desvío de Alan Domínguez en contra de su propia valla) utilizaron la pelota parada para vencer a Central Ballester y Argentino de Rosario, respectivamente. ¿Cuál fue el clasificado restante? Una de las revelaciones de aquella edición 2011-2012. La definición de Ezequiel Toselli le permitió a Deportivo Riestra quebrar la resistencia de Muñiz y dar el puntapié inicial a una inolvidable clasificación al cuadro principal del torneo.


-->