La propuesta del Ejecutivo busca reactivar cientos de pymes de una industria clave para la provincia. Contempla incentivos fiscales para el sector de hidrocarburos y todos los servicios vinculados, como transporte, construcción y metalmecánica.

El Gobierno de Rodolfo Suárez envió a la Legislatura la Ley Mendoza Activa Hidrocarburos, un plan que, de la mano de otras normativas ya presentadas, tiene como objetivo vigorizar la economía en contexto de pandemia.

El proyecto, que contempla incentivos fiscales para reactivar pequeños yacimientos que han quedado inactivos, apunta a un sector que, entre explotación directa y actividades vinculadas, representa un 25% del Producto Bruto Geográfico de Mendoza.

Para elaborar este proyecto, el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú y el director de Hidrocarburos, Estanislao Schiardi, mantuvieron una serie de reuniones de trabajo con sindicatos, empresas y cámaras empresariales.

“Hay más de 200 pozos que al año pasado estaban funcionando y ahora están frenados. La idea es otorgar incentivos a las empresas petrolíferas que contraten a las pymes de servicios mendocinas. Sería similar al beneficio de Mendoza Activa, a cuenta del pago de impuestos y regalías, si reactivan nuevamente los pozos”, explicó el ministro Vaquié.

“Primero hicimos un inventario de la situación en la provincia en este escenario y luego calculamos cuánto sería la producción y las regalías con esos pozos en marcha”, detalló Guiñazú. El plan incluye pozos petrolíferos, gasíferos, sumideros, acuíferos e inyectores.

Con este plan, que funciona de modo similar a Mendoza Activa, cada empresa deberá presentar una carpeta con inversión estimada y planes para su reactivación que incluya contrataciones a la cadena de pymes local y emplee a mendocinos. A cambio, obtendrá un reintegro del 40% en Ingresos Brutos y Regalías.

Las inversiones bajo este programa pueden ir desde $571 a $2.074 millones: durante un período, el Estado cederá un porcentaje de regalías e impuestos, pero a cambio, logrará reactivar petroleras y pymes de servicios asociados pensando en la pandemia y en la post-pandemia.

A largo plazo, el programa logrará revitalizar un sector que representa la principal actividad económica de la provincia.

“La idea es reactivar las cadenas de valor, poner en marcha a cientos de pequeñas empresas relacionadas y generar empleo”, señaló Guiñazú. Incluso una misma operadora podrá presentar varios proyectos que generen mano de obra, como el cierre de pozos abandonados.