Bento fue procesado, y le embargaron sus bienes, acusado de ser parte de una asociación ilícita que cobraba coimas a cambio de favores judiciales.

El juez federal con competencia electoral Walter Bento, procesado como presunto jefe de una asociación ilícita y con un expediente abierto en el Consejo de la Magistratura, podría seguir en el cargo al menos hasta que se realicen las PASO, pues ese organismo no se expediría antes de esas elecciones, informaron fuentes allegadas al caso.

Bento debe presentar sus pruebas para rebatir la acusación y en base a eso armar la estrategia de su defensa, y tiene plazo hasta el 12 de agosto. A partir de entonces el Consejo tiene que evaluar esos documentos y para ello tiene por los menos 30 días.

Las PASO se realizarán el 12 de septiembre, por lo que el Consejo de la Magistratura, si le llegara a dar vista a la parte acusatoria, suspendería al magistrado antes de que la causa llegue al Jurado de Enjuiciamiento, que finalmente podría decidir su destitución.

Por lo tanto, se estima que Bento seguiría en funciones hasta la realización de las internas abiertas, y por lo tanto está habilitado para fallar en relación a las posibles impugnaciones presentadas sobre esos comicios.

“En este momento está corriendo un plazo para que Bento se presente en el expediente que tramita el Consejo de la Magistratura, para que diga lo que quiera en materia de defensa y eventualmente ofrezca prueba”, aseguró en declaraciones a Canal 9 el diputado nacional Pablo Tonelli (PRO).

Tonelli, que es legislador nacional por CABA, integra el Consejo de la Magistratura desde 2016, presidió la comisión de Disciplina y Acusación del organismo y fue designado como consejero instructor en la causa de Bento.

Al ser consultado sobre si el procesamiento del magistrado en la causa que se le sigue en los Tribunales Federales de Mendoza puede influir en el ámbito del Consejo de la Magistratura, el diputado sostuvo que puede “acelerar un poco el trámite”, pero se abstuvo de precisar los tiempos.


-->