Ariel Eichbaum encabezó hoy el acto por los 26 años del atentado terrorista, un día antes del aniversario para respetar el Shabat judío.

El presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, renovó hoy el pedido de justicia por el esclarecimiento del atentado contra la mutual judía, del que se cumplen mañana 26 años, al aseverar que, desde entonces, “vivimos en impunidad”, reclamó al Estado que “redoble los esfuerzos” en ese sentido y advirtió que Hezbollah sigue siendo una “amenaza del presente”.

En un acto realizado en forma virtual por la situación de la pandemia de coronavirus, Eichbaum envió un mensaje desde la sede central de la mutual, en la calle Pasteur 633, en el que recordó a los 85 muertes y más de 300 heridos, a la vez que pidió que se esclarezca la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Las restricciones impuestas por la pandemia impidieron que se realice el tradicional acto frente a la sede de la mutual judía de la calle Pasteur 633, por lo que, a partir de las 9.53, hora exacta del ataque, hubo una conmemoración virtual donde el principal orador fue el titular de la AMIA, que incluyó testimonios de sobrevivientes y familiares de los muertos en el atentado.

“Cada 18 de julio es otra bomba, cada día el asesinato se repite, el terrorismo gana la batalla y nuestra democracia no puede saldar una de sus deudas más vergonzantes”, aseguró Eichbaum durante el acto, hecho un día antes de la fecha exacta del aniversario para respetar el Shabat, día sagrado de descanso para el judaísmo.

En la parte central de su discurso, Eichbaum pidió que sigan vigentes las órdenes de captura contra los exfuncionarios iraníes señalados por la Justicia argentina, pidió que se designe de manera rápida a un nuevo juez para el caso y que el fiscal designado recientemente con dedicación parcial para la causa se desempeñe a tiempo completo.

”Sentimos la obligación de traer al recuerdo a las 85 personas que fueron asesinadas por una decisión de una organización terrorista apoyada por un Estado extranjero”, sostuvo Eichbaum y recordó, en ese marco, que “el año pasado se creó el primer registro de personas y agrupaciones terroristas en nuestro país”.

“Ese registro sigue vigente -expresó- y se designó a Hezbollah como organización terrorista”, apuntó a que la vinculación con el ataque “está completamente probada” y pidió en concreto que “Brasil y Uruguay tomen medidas concretas contra Hezbollah y otras organizaciones terroristas”.

Asimismo, denunció que Hezbollah “sigue operando en la Triple Frontera” que conforman Argentina, Brasil y Paraguay y señaló “sus intentos de penetrar al país a través de Misiones” como “una amenaza presente que debe ser neutralizada enérgicamente”.

Recordó también que “la República Islámica de Irán, patrocinadora y cómplice de Hezbollah, también fue señalada por la justicia argentina como autor intelectual del ataque”.

En su discuso, Eichbaum aseveró que en la causa judicial se ordenaron órdenes de captura contra los exfuncionarios de ese país acusados por el atentado y señaló que “no han podido ser arrestados a pesar de que sabemos que una y otra vez viajan a otros países, donde reciben cobijo”.

“Pedimos a las autoridades nacionales que extremen sus esfuerzos para que las capturas sigan vigentes en Interpol y para que la comunidad internacional toda colabore en el reclamo argentino de justicia”, apuntó el titular de AMIA.

Al referirse a la causa por la conexión local del atentado, indicó que “aún está siendo juzgado Carlos Telleldín, acusado de acondicionar el coche bomba”, y sostuvo que “el ritmo lento y cansino del TOF 3 atenta contra las aspiraciones de justicia de toda la sociedad”.

Al repasar la marcha de la investigación, manifestó que “se ha designado un nuevo fiscal para la unidad AMIA, pero fue solo a tiempo parcial”.

“Es la investigación de terrorismo internacional más importante del país y designaciones a tiempo parcial van en sentido contrario”, afirmó sobre la designación de Julio Miranda en la Unidad Fiscal de investigación del atentado, que encabeza Sebastián Basso.

Eichbaum también señaló que “hace pocos días el juez Rodolfo Canicoba Corral, a cargo desde 2005 de la causa, presentó su renuncia” y pidió “que el juzgado no quede vacante”.

“Pedimos a los tres poderes que extremen los esfuerzos para que la causa AMIA tenga un juez a cargo de manera definitiva”, reclamó.

Asimismo, cuestionó al extitular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMiA, Mario Cimadevilla: “Nos indigna ver cómo se utiliza la causa AMIA para cuestiones políticas que nada tienen que ver con la justicia”, expresó.

Sobre Cimadevilla criticó que “salga a hacer declaraciones altisonantes y nos preguntamos si siendo funcionario público no tendría que haber hecho la denuncia en su momento”.

Cimadevilla había denunciado públicamente presiones del gobierno de Mauricio Macri para mejorar la situación judicial de algunos de los implicados en las causas vinculadas con el atentado.

Al referirse a la muerte del fiscal Alberto Nisman, Eichbaum observó que “ya pasaron cinco años y es inconcebible que comiencen a pasar los lustros sin que podamos saber la verdad”, con lo cual puso el acento en que el fiscal Eduardo Taiano y al juez Julián Ercolini, a cargo de la causa, “esclarezcan el caso con rapidez”.

“Para la justicia -dijo- su muerte fue un homicidio vinculado a su labor en el caso AMIA” y se preguntó “quiénes fueron sus autores intelectuales y sus cómplices”.

El acto virtual que se transmitió a través de la cuenta en Youtube y Facebook de la mutual judía, contó con la adhesiones de miles de personas que sumaron sus mensajes online, y con grabaciones de familiares de las víctimas que los recordaron, y de sobrevivientes, quienes contaron sus vivencias el día del atentado.

Al igual que todos los años, se leyeron los nombres de los 85 fallecidos por el atentado, seguido del grito de “¡Presente!”.