“No me caben dudas, es él y me lo voy a llevar a casa”, dijo la madre del joven desaparecido.

Cristina Castro, la mamá de Facundo Astudillo Castro, aseguró hoy que los peritos que analizan en cuerpo hallado en la localidad de Teniente Daniel Cerri en el marco de la búsqueda de su hijo le dijeron que pertenece a un joven de “entre 22 y 24 años”, de “1,60 metros” de altura y que la causa probable de muerte fue “asfixia”.

“Han descartado un suicidio, han descartado un accidente, es un cuerpo que ha muerto por asfixia, ha sido una muerte traumática, lo han matado. Ahora están determinando si ha sido por sumersión o por estrangulamiento”, dijo la mamá de Facundo en una entrevista con el canal Todo Noticias (TN).

Tras manifestar que está “rota pero en pie”, Cristina se refirió a toda la información que recibió ayer cuando comenzó la autopsia del cuerpo en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), en el barrio porteño de Núñez.

“Ayer fue un día durísimo. Me quedé con la misma sensación que tuve el mismo día que acompañamos esos restos hasta acá: que era Facundo y que tengo que llevarlo de vuelta a casa (…) a mí no me caben dudas, es él y me lo voy a llevar a casa”, manifestó la mujer.

Cristina contó que cuando los peritos le dijeron que la probable causa de muerte fue la asfixia se quebró.

“Me caí, me quebré, lloré mucho, pero desde el día uno teníamos que buscar la verdad y hoy sé que nunca me equivoqué”, agregó la mamá de Facundo, al referirse además al secuestro de una patrulla policial que, según el análisis de su GPS, estuvo cerca del hallazgo del cuerpo de su hijo el 8 de mayo pasado, “el mismo día que una de las policías involucradas desactivó el Whatsapp de su teléfono”.

Sobre las medidas dispuestas en las últimas horas por la justicia -el secuestro de la patrulla y de documentación de una sede policial- Cristina dijo que no sabe si fue consecuencia de “la visita al Presidente de la Nación o que al fiscal se le prendieron las luces que tenía todas apagadas o si fue la charla con la jueza ayer”.

“Ella (la jueza federal bahiense María Gabriela Marón) me iba indicando cada una de las cosas, creo que inclusive ella se fue convencida de lo que escuchó, que no caben dudas: Facu no se suicidó, Facu no se cayó de un puente, a Facu lo mataron y es la (policía) bonaerense la que tiene que dar respuesta de eso”.

Sobre su encuentro con la magistrada, la mamá de Facundo dijo que le aseguró que el ADN que permitirá determinar si el cuerpo pertenece a su hijo estará listo “dentro de los siete días”.

“Falta poquito, nos lo vamos a llevar a casa, va a estar donde tiene que estar y gracias a Dios van a caer todos. Vamos a pedir por cada lágrima derramada, las mías, de sus amigos, hermanos y de todos lo que lo quieren, un año más para esta gente, que estén presos de por vida. Primero para los que se lo llevaron y desaparecieron, después los que los encubrieron, los que mintieron y los que se callaron la boca, los quiero a todos presos”, concluyó.



/" target="_blank">