El ministerio de Deportes ruso anunció hoy que dará a la Federación Rusa de Atletismo el dinero necesario (5,37 millones de euros) para pagar la multa impuesta por la World Athletics, la entidad que regula el atletismo a nivel mundial, debido a la violación de las normas antidopaje.

La sanción fue resuelta en 2019 y Rusia tenía inicialmente como plazo el 1 de julio pasado para abonar la multa, pero la World Athletics accedió a la petición de la Federación rusa de extender el plazo de pago hasta el 15 de agosto.

En el caso de que Rusia no haga frente a la multa, comenzaría su proceso de expulsión de la entidad mundial que dirige el atletismo, publicó hoy el diario español Mundo Deportivo.

Sin embargo, todo indica que no se llegará hasta esta situación. “Hemos tomado una decisión sin precedentes, la de otorgar una subvención a la Federación Rusa de Atletismo para el desarrollo del deporte y su adaptación al reglamento de World Athletics“, anuncio el ministerio de Deportes ruso.

“La defensa de los intereses deportivos rusos y el restablecimiento del derecho de los atletas rusos a participar en competiciones internacionales son parte de las prioridades del ministerio de Deportes”, afirmó el organismo.

Además, insistió en que desarrollará una cultura de tolerancia cero hacia el dopaje en el deporte de ese país.

En 2019, la Agencia Mundial Antidopaje había sancionado a 12 atletas rusos por la violación -por parte de la Federación rusa de Atletismo- de las normas antidopaje.

El castigo impuesto por la violación de las normas antidopaje impide por ahora a los atletas rusos participar de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, postergados para 2021, y de los de invierno de 2022 en Beijing.