Las autoridades están terminando de definir el monto y alcance de la medida, cuyo objetivo es que las jubilaciones y pensiones no queden rezagadas frente a la inflación.





El Gobierno analiza el pago de un bono especial para jubilados, con el objetivo de mejorar el ya castigado poder adquisitivo de estos. Si bien aún no está confirmado, en los próximos días se definiría el monto y su alcance. 

Es que con los datos de inflación de mayo y las proyecciones para junio, las jubilaciones y pensiones volverían a quedar rezagadas frente a la suba de los precios.

Durante el primer semestre del año las jubilaciones y pensiones recibieron dos aumentos trimestrales de 8,07 y 12,12 por ciento respectivamente. El alza total es de 21,2 por ciento. 

Sin embargo con una inflación en promedio del 3% en junio, el alza de precios acumulado en la primera mitad del año es del 25,1%, lo que representa una pérdida de 3,1 por ciento con respecto al mismo semestre del año anterior.


-->