La vacuna creada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech podría comenzar a distribuirse antes de fin de año.

La vacuna contra el coronavirus creada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech podría comenzar a ser distribuida antes de que termine este año en Estados Unidos o la Unión Europea (UE), aseguró hoy el fundador y presidente de la empresa germana, Ugur Sahin, quien agregó que mañana se presentará el pedido de autorización ante la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).

“Existe la posibilidad de que podamos obtener este mismo año la autorización en Estados Unidos o en Europa, o en ambas regiones”, dijo Sahin en una entrevista con la agencia AFP.

Pfizer anunció ayer que su vacuna contra el coronavirus, elaborada junto a BioNTech, logró una efectividad del 95%, incluso en adultos mayores, un porcentaje superior al esperado.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia“, indicó Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, quien agregó que solicitaría la autorización para comercializarla ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).