El músico constató que le faltaba su güiro, más conocido como el “rallador” o “raspador”. Fue entonces que comenzó a buscarlo pero no aparecía y acusó a los presentes del robo. Allí los familiares le recriminaron esa situación y comenzaron a insultarlo a él y a los compañeros

Salió a fumar y le robaron. Fue esta madrugada en Guaymallén cuando Javier Abarza, de 36 años y de profesión músico salió a prender el petardito buscando algo de relax luego de su prolongada actuación en un festejo familiar.

La víctima estaba con su banda y salió de la casa para fumar y al regresar se dio cuenta que le habían robado su instrumento musical. Allí se produjo una pelea y los familiares que estaban en el lugar los increparon y dispararon contra el auto del grupo. La víctima fue hospitalizada por una herida en un hombro.

La denuncia se produjo antes de las 5 cuando Abarza, se encontraba con su banda de música en una casa ubicada en calle Roca e Higuerita del barrio Ottolenghi de dicho departamento.


-->