Juan Antonio Pizzi, entrenador de Racing, expresó que “hubo una campaña descarada e irrespetuosa” hacia su “trabajo” por parte de la prensa, en la semana previa al empate sin goles de la noche del miércoles  ante San Pablo, por la fecha 3 del Grupo E de la Copa Libertadores.

“Hubo una campaña descarada e irrespetuosa hacia nuestro trabajo. Todos los equipos del futbol mundial tienen partidos buenos y malos. Estamos en un proceso y se cuestiona nuestra labor, que solo tiene tres meses y medio”, declaró Pizzi en conferencia de prensa. El malestar se basa en los rumores sobre su supuesta salida de Racing.

No me he desviado ni un centímetro de lo que creo y lo he expresado muchas veces. Los procesos necesitan tiempo. Hay muchísimas cosas en este club que se tienen que mejorar y nosotros lo intentamos en nuestra parte”, continuó sobre su compromiso al frente del primer equipo albiceleste.

Pizzi, de 52 años, además reconoció que tuvo una reunión con el presidente de la institución, Víctor Blanco, y al respecto sentenció que no va a dar detalles de ese encuentro porque son “conversaciones privadas. No voy a hacer comentarios de la reunión que tuve con Blanco. Son conversaciones privadas que prefiero guardármelas para mí, y seguir trabajando de la misma forma”.

Sobre el rendimiento de su equipo ante el conjunto brasileño, dirigido por el técnico argentino Hernán Crespo, aseguró que fue “un buen partido, con mucha concentración, porque se cumplió con lo planificado”.

“Creo que tuvimos la agresividad, la concentración, la imaginación y actitud. Hubo mayor precisión, encontramos la profundidad que no encontramos en otros partidos. Debemos mejorar para conseguir una regularidad que las bajas no nos permitieron. Tenemos buen recambio y el calendario nos apremia, porque no podemos jugar como lo estamos haciendo en cuanto a los días de partidos”, cerró.


-->