Entre los beneficios están la reducción en el tiempo de ejecución de la obra, mayor aislamiento térmico y menor consumo de agua

Nuevos aires vienen soplando en un sector tan tradicional como es la construcción. En nuestro país, el sistema tradicional continúa siendo el sistema húmedo, es decir, lo que refiere al ladrillo, el cemento y la arena. Sin embargo, las nuevas tecnologías constructivas han hecho que las empresas ofrezcan variedad de viviendas definidas como construcción en seco, lo que resultaría más ecológico y eficiente.

Hay dos métodos de construcción en seco, el Balloon Framing o Wood Framing (se usa en los Estados Unidos) en los que se usa madera para su desarrollo; y el Steel Framing (se usa en Canadá y Europa), cuya estructura es el acero galvanizado. Esta última es la que se está utilizando en nuestro país.

LEER TAMBIÉN

Entre los beneficios que presenta la construcción en seco se detalla, sobre todo, el tiempo de ejecución del proyecto, que es siempre menor en comparación con la construcción tradicional. Esto permite bajar los costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.

Nuevas tecnologías de la construcción

Raúl Zaradnik, ingeniero del Instituto Técnico de Investigaciones y Ensayos de Materiales de la UNCuyo (Itiem), quien afirmó: “Desde el punto de vista de la resistencia, estos materiales alternativos tienen una estructura sismoresistente. Lo que nosotros hemos ensayado en el laboratorio refiere a que todos los podemos considerar sismoresistente y todos cumplen con las normas Iram, que así lo exigen”.

En cuanto a costos, Roberto Pierandrei, empresario que provee matariales para la construcción, destacó: “Con respecto a precios, estas nuevas formas de construcciones son iguales o levemente más caras que las tradicionales de mampostería. La ventaja que tiene la construcción en seco refiere al tiempo de obra, ya que se reduce considerablemente el tiempo respecto a las obras tradicionales.

“Si uno hace un balance global de la situación no solo debe pensar cuánto me va a salir el costo de los materiales, sino que se debe evaluar el tiempo, la mano de obra, el costo general y de esta manera la evaluación nos puede dar un costo total un poco más barato que la construcción tradicional”, afirmó Zaradnik.

Aval de la Nación

El secretario de Vivienda y Hábitat, Domingo Amaya, firmó a comienzos de 2018 la resolución por la cual se califica al sistema de construcción “Steel Frame” o “en seco” como “construcción tradicional”.

En la resolución se firmó lo siguiente: “Establécese el Sistema de Construcción con Estructura de Perfiles Conformados en Frío de Chapa Cincada (Steel Framing) para uso de estructura portantes de edificios como sistema constructivo ‘Tradicional’”.

En su artículo segundo agrega: “Establécese que todos aquellos entes ejecutores que promuevan proyectos de soluciones habitacionales podrán realizar pliegos de especificaciones técnicas particulares, licitar, supervisar y presentar proyectos bajo el Sistema de Construcción con Estructura de  Perfiles Conformados en Frío de Chapa Cincada (Steel Framing) para uso de estructura portantes de edificios como sistema constructivo ‘tradicional’, sin solicitar un Certificado de Aptitud Técnica (CAT)”.

Construcción tradicional vs construcciones en seco

Gerardo Fernández, presidente de la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza (Cecim), detalló que la provincia, por el momento, no se encuentra preparada para pensar en nuevas modalidades de construcción.

Por su parte, Zaradnik resumió que, por lo general, en la provincia se sigue usando el sistema de construcción tradicional, pero creo que se debería intentar implementar más este sistema de construcción en seco, ya que a la larga el costo es menor y la resistencia es igual a una vivienda tradicional.Udiversidad