Está imputado por asociación ilícita, cohecho y lavado de activos. Además embargaron sus bienes y los de su esposa.

El juez Eduardo Puigdéngolas confirmó el procesamiento del magistrado federal Walter Bento, acusado de liderar una asociación ilícita que cobraba coimas a cambio de beneficios judiciales para presos.

También fueron embargados sus bienes que abarcan un total de $177.610.000 y los de su esposa, Marta Boiza, por 149.173.600 pesos.

Puigdéngolas dictó la prisión preventiva para evitar una fuga de Bento, pero sus fueros judiciales lo protegen de ese procedimiento.

Pese a los cargos en su contra, Bento negó las acusaciones y actualmente continúa ejerciendo. Además, en los próximos días sus decisiones tendrán gran importante, pues tiene competencia electoral y sus decisiones son claves para el futuro de las elecciones legislativas.


-->