Es una de las labores habituales que Vialidad Provincial desarrolla en el mes de diciembre de cada año. La intervención demanda romper grandes bloques de hielo y reacondicionar más del 70% del camino.

Contar con todos los caminos turísticos habilitados para la próxima temporada estival es el objetivo planteado por la actual administración de la Dirección Provincial de Vialidad.

En esa agenda, el despeje y la posterior habilitación del camino de acceso al Monumento al Cristo Redentor, ocupan un lugar central teniendo en cuenta que se trata de uno los mayores imanes turísticos de la alta montaña mendocina.

En la localidad de Las Cuevas (206 kilómetros de la ciudad capital), el camino de ascenso al histórico monumento demanda intensos trabajos para desarmar las placas de hielo que se forman durante los meses de invierno y perduran hasta el verano, lo cual determina que los maquinistas del ente vial deban trabajar a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar.

De acuerdo con los datos relevados en las últimas temporadas, una vez habilitada la circulación serán cientos los turistas que arriben por día al monumento inaugurado en 1904, afluencia que convierte al lugar en uno de los impulsores naturales del gran movimiento turístico de Las Cuevas y zonas de influencia.

El camino “al Cristo” (como se lo denomina popularmente), es una traza de cornisa que nace en el costado sur de la Ruta Nacional 7 y transcurre en medio de un paisaje de imponente belleza hasta arribar, luego de 8 kilómetros, al Paso de Uspallata (o Paso de la Cumbre), donde se levanta el histórico monumento.

Osvaldo Romagnoli, administrador de la entidad vial, indicó que “el trabajo de recomposición del camino se inició este martes 15 y estimamos que, si las condiciones climáticas lo permiten, en menos de dos semanas estará apto para ser habilitado. Es un camino que requiere conducir con precaución a partir de sus pendientes y curvas pronunciadas. La traza, sin dudas, es un fiel exponente de la belleza de nuestros caminos de montaña”.


-->