El petitorio se debe a que el caso ingresó en la Justicia Federal cuando se investigaba como un secuestro extorsivo, y no como un asesinato.

La Justicia Federal se declaró incompetente en la causa que investiga la desaparición y muerte del empresario Diego Aliaga. Es que el juez Marcelo Garnica expresó que “no se verifican circuntancias que justifiquen” mantener el expediente en su ámbito.

Eso se debe a que el expediente ingresó a la Justicia Federal cuando se lo investigaba como un secuestro extorsivo. Sin embargo, como se trató de un homicidio, pasará en manos de la Justicia Provincial. 

“Corresponde declarar la incompetencia de la Justicia Federal para continuar interviniendo en las actuaciones”, indica el fallo, en el que Garnica ordena remitir todo lo investigado a la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional. 

Ahora resta ver si alguna de las partes apela la medida: en caso de que se mantenga, los cinco imputados quedarán en manos de la justicia provincial. Así, Diego Barrera, su pareja Bibiana Sacolle, los hijos de ella, Gastón y Lucas Curi, y Yamil Rosales, serían juzgados en jurisdicciones de Mendoza. 

El empresario Diego Aliaga había desaparecido el 28 de julio pasado luego de reunirse con su socio (Barrera), en una porpiedad de Rodeo de la Cruz, Guaymallén. Varias semanas después el cuerpo de la víctima apareció enterrado en un campo de Costa de Araujo (Lavalle).