El Intocable, que fue campeón mundial welter junior y uno de los pugilistas más prestigiosos de la Argentina, falleció el 7 de septiembre de 2005.

Nicolino Locche fue uno de los mejores boxeadores argentinos de todos los tiempos. Apodado el Intocable por su forma de boxear, el mendocino murió un 7 de septiembre de 2005, hace 15 años.

Nacido en Tunuyán el 2 de septiembre de 1939, Locche se transformó en un ícono del boxeo argentino por su forma de pelear, que atraía a muchísimos espectadores a sus presentaciones.

Nicolino, que inició su carrera como profesional en 1958, provocaba a sus rivales peleando con la guardia baja y los invitaba a que le peguen, y entonces, una y otra vez, esquivaba los embates de sus contrincantes.

El 12 de diciembre de 1968 el Intocable se convirtió en campeón mundial tras derrotar por nocaut técnico en el décimo asalto al japonés Paul Fuji.

Fuente Telam