Ocurrió en Madrid, España. La secuencia quedó filmada y se hizo viral

Unos jóvenes iban en un coche tomando alcohol y escuchando música, mientras cantaban y gritaban. En eso, un vehículo se paró al lado de ellos y en medio de la fiesta que llevaban, el conductor le pasó una copa con vino al acompañante del otro rodado, cuando habían quedado las ventanillas juntas.

Sin embargo, para sorpresa de ellos, el otro resultó ser un móvil de la guardia civil. El hecho, que tuvo lugar en el centro de Madrid, quedó filmado por uno de los pasajeros del auto que llevaba “la fiesta”. Aunque la grabación se interrumpe en cuanto descubren que eran policías.

Este momento protagonizado por los jóvenes madrileños tomó mucha fuerza en las redes sociales. Una vez compartido se hizo viral en varios países del mundo.