El comité organizador de los Campeonatos del Mundo de ciclismo en ruta, que iban a disputarse en Aigle-Martigny (Suiza) del 20 al 27 de septiembre, ha decidido cancelar la competición de acuerdo con la Unión Ciclista Internacional (UCI). Las medidas del consejo federal suizo contra el covid-19 hacen imposible su celebración. Sin embargo, la cancelación no quiere decir que este año no haya Mundial, sino que la competición se llevará a cabo en otro país europeo.

Fuentes conocedoras de la situación aseguran a este diario que antes del 1 de septiembre la UCI anunciará la nueva ciudad que posiblemente ya está acordada, puesto que desde principios de agosto la federación internacional, cuya sede precisamente está en Lausana, ya sabía la imposibilidad de celebrar la competición en Aigle y Martigny. Por esta razón se ha esperado a hacer pública la cancelación cuando ya se dispone de un plan B.

La normativa local

La suspensión suiza se ha debido a la normativa local que estipula que no se permiten eventos que involucren a más de 1.000 personas hasta el 30 de septiembre. Pero, sobre todo, al hecho que desde el 8 de agosto más de 45 países están sujetos a cuarentena al entrar en el país, lo que no daría a los Mundiales el reconocimiento necesario y no ofrecería a muchos de los 1.200 corredores, desde la categoría Junior hasta la Elite, de 90 países, la oportunidad de competir. Los Mundiales de ciclismo en ruta acogen 11 carreras a lo largo de 8 días. Uno de las delegaciones afectadas por la cuarentena era la española y solo algunos profesionales, los que habrían disputado el Tour, que acaba una semana antes, habrían podido ir a Suiza sin tener que estar previamente confinados en el país.

“Estamos tristes y decepcionados. Hemos trabajado duro durante más de dos años para ofrecer un evento magnífico en un circuito extraordinario”, dijeron Grégory Devaud Alexandre Debons, copresidentes del Comité Organizador. “La UCI buscará una ciudad anfitriona que pueda ofrecer una ruta tan desafiante como la de Aigle-Martigny y que, por lo tanto, se adapte al mismo tipo de ciclistas que inicialmente habían planeado participar en Suiza”, manifestaron, asegurando que la decisión final no se demorará mucho. Habrá Mundial ya que celebrarlo es básico para la propia supervivencia de la UCI.