El canciller se reunió con el secretario de Estado de ese país y compartieron la “preocupación”por la situación en Nicaragua.

El canciller Felipe Solá mantuvo hoy en la ciudad italiana de Matera un encuentro con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony John Blinken, con quien coincidió en “fortalecer la confianza mutua” y el “diálogo sincero” entre Buenos Aires y Washington, compartieron la “preocupación” por la situación en Nicaragua y la necesidad de avanzar en forma conjunta en los desafíos regionales y globales.

Solá arribó esta mañana a la ciudad de Matera para participar de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores y Desarrollo del G20 y, en ese marco, se reunió con Blinken este mediodía.

En la reunión de trabajo que se extendió por más de 40 minutos, ambos funcionarios repasaron además distintos aspectos de la agenda bilateral, hablaron de la renegociación de la deuda argentina con el FMI y remarcaron las coincidencias entre las administraciones de Alberto Fernández y Joe Biden, en materia de cambio climático.

En un clima cordial y constructivo, Solá y Blinken acordaron la necesidad de “fortalecer la confianza mutua, seguir manteniendo un diálogo sincero en todos los temas comunes -incluso en aquellos donde sus gobiernos no piensan igual- y poder avanzar en los desafíos regionales y globales”, informó el Palacio San Martín en un comunicado.

Los cancilleres dialogaron sobre la agenda contra el cambio climático y recordaron de manera positiva la participación del presidente Alberto Fernández, invitado por Biden, en la Cumbre de Líderes sobre el Clima, organizada en abril por Estados Unidos.

Blinken destacó el “compromiso y liderazgo” argentino en la materia, de cara a la próxima COP 26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, indicó la Cancillería argentina.

Solá estuvo acompañado por el sherpa argentino en el G20 y embajador ante los Estados Unidos, Jorge Argüello; el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, y el embajador argentino ante la República Italiana, Roberto Carlés.

El jefe del Palacio San Martín y el representante de la Casa Blanca conversaron sobre los efectos y respuestas globales ante la pandemia de coronavirus y el carácter transitorio de las restricciones a los vuelos como forma de combatir la llegada de la variante Delta al país.

Solá destacó también el discurso del presidente Biden al cumplirse 100 días de su Gobierno, en el que habló sobre incentivos a la recuperación económica, el empleo y la sindicalización, entre otros temas.

Ambos cancilleres analizaron también la situación de Nicaragua y compartieron su “preocupación” sobre los últimos acontecimientos sucedidos en ese país, con la detención de varios líderes opositores.

La reunión no estuvo exenta de algunos planteos por parte de Solá, quien señaló a su par estadounidense el problema del acceso al mercado del biodiesel argentino en los Estados Unidos y cuestionó los aranceles compensatorios, aseguró el documento del Palacio San Martín.

Al respecto, el embajador Argüello comentó que el “tema está sobre la mesa y se está tratando de reflotar la discusión”.

Solá y Blinken también hablaron sobre la deuda argentina y el secretario de Estado norteamericano afirmó conocer el planteo de la Casa Rosada al Fondo Monetario Internacional (FMI) de obtener mayor flexibilidad a la hora de las negociaciones.

Por último, Solá detalló el plan de inmunización argentino, con las diferentes vacunas que se están aplicando en nuestro país, y valoró la decisión del presidente Biden de “hacer una donación (de dosis) para enfrentar la situación de pandemia, y por considerar a la Argentina entre los países para recibirlas”.


-->