En un partido tremendo, el Peque superó por 7-6 (7-1), 5-7, 6-7 (6-8), 7-6 (7-5) y 6-2 al austríaco y se metió entre los cuatro mejores del Gran Slam parisino.

El tenista argentino Diego Schwartzman concretó hoy la mejor actuación de su carrera y se instaló en las semifinales del abierto de Roland Garros, tercer torneo de Grand Slam de 2020, tras imponerse en un maratónico partido sobre el austríaco Dominic Thiem por 7-6 (7-1), 5-7, 6-7 (6-8), 7-6 (7-5) y 6-2 en cinco horas y nueve minutos de juego.

El “Peque” Schwartzman, ubicado en el puesto 14 del ranking mundial de la ATP, expuso su corazón en una verdadera batalla con Thiem (3), campeón del US Open el mes pasado, y se adueñó de la foto del festejo final tras cinco horas y nueve minutos de juego, en la cancha central Philippe Chatrier, en el complejo ubicado en el coqueto barrio parisino de Bois de Boulogne.

El austríaco, de 27 años y dos veces campeón del Argentina Open, en 2016 y 2018, había sido finalista este año en Australia (cayó ante el serbio Novak Djokovic), luego ganó el US Open y era firme candidato al título, pero terminó claudicando ante Schwartzman, quien recibió una doble recompensa, el pase a semifinales y el acceso al “top ten” que lucirá su ranking a partir del lunes de la semana que viene, cuando ocupará el octavo puesto.

El argentino enfrentará en semifinales el jueves al ganador del partido de cuartos de final que animarán más tarde el sorprendente italiano Jannik Sinner (75) y el español Rafael Nadal (2), dominador absoluto de Roland Garros con 12 títulos, los tres últimos en forma consecutiva.

El argentino, de 28 años y finalista hace dos semanas en Roma (perdió ante Djokovic, número uno del mundo), instaló su nombre entre los cuatro mejores de Roland Garros, algo que había logrado por última vez el tandilense Juan Martín Del Potro en la edición de 2018.

Además, Schwartzman decoró un día fantástico para el tenis argentino, puesto que previamente otra “Peque”, Nadia Podoroska (131), también se instaló en semifinales luego de derrotar a la ucraniana Elina Svitolina (5) por 6-2 y 6-4.

“Esto que logré es muy importante para mi, creo que merecía ganar el partido por el esfuerzo que hice. En el segundo y tercer set estuve un poco fuera de control, hablaba con mi entrenador (en alusión a Juan Ignacio Chela) y él me pedía que jugara al tenis y no me desconcentre. Estoy feliz”, comentó exultante Schwartzman en diálogo con la prensa, poco después de su victoria.


-->