El Ministerio de Salud de la Provincia destinó nuevos equipamientos para las áreas críticas del hospital de San Rafael. Se trata de cinco camas eléctricas, cinco respiradores, cinco monitores multiparamétricos y cinco concentradores de oxígeno. También se brindó información epidemiológica del departamento.

Esta semana, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza incorporó nuevo equipamiento en las áreas críticas del Hospital Schestakow en San Rafael.

Se trata de cinco camas eléctricas, cinco respiradores, cinco monitores multiparamétricos y cinco concentradores de oxígeno, para reforzar la respuesta sanitaria del sistema provincial frente a la pandemia de coronavirus.

Al respecto, el director del Hospital Schestakow, José Muñoz, manifestó: “Tal como estaba estipulado en el plan estratégico, continuamos abriendo nuevos lugares de internación y adquiriendo equipamiento muy importante para las áreas críticas”.

“Como ya lo hemos dicho, la idea era ampliar espacios y con el nuevo edificio esto fue mucho más fácil. Todo esto nos encuentra mucho más fuertes para atravesar esta segunda ola y el hospital está dando respuestas en todo momento”, destacó Muñoz.


-->