Sergio Chodos advirtió, además, que no habrá acuerdo antes de fin de año.

El representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, sostuvo hoy que el país “tiene una vocación de pagar” la deuda con el organismo, aunque no avizora un acuerdo entre ambas partes “antes de fin de año”.

Tras la finalización este viernes de la agenda de trabajo de la misión técnica del FMI en la Argentina, Chodos advirtió que “el trabajo se tiene que hacer bien y no rápido. Hay que tener una cantidad de elementos para alcanzar un acuerdo”.

El funcionario señala que “no hay posibilidad de transferencia antes del consenso de un programa”.

Nosotros tenemos una vocación histórica de pagar. El Fondo está aprendiendo, aunque no se va a convertir en una organización de beneficencia“, explicó en declaraciones radiales.

De todas maneras, advirtió que ahora el organismo “impulsa un programa tenga un apoyo social amplio”, distinto a la hoja de ruta de 2018, que aplicó durante la presidencia de Mauricio Macri.

“Ellos van a hacer una evaluación técnica de qué salió mal en el programa de 2018. El formato de mea culpa no tiene un formato político. Un ejemplo es cómo giraron en materia de control de capitales”, añadió.