El religioso, condenado a 42 años de prisión por los abusos cometidos en el Próvolo, tenía 83 años.

Este miércoles murió Nicola Corradi, el cura italiano que había sido condenado a 42 años de prisión por los abuso sexuales perpetrados a niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de Luján. El religioso tenía 83 años y se encontraba con prisión domiciliaria debido a su edad. 

Desde el Ministerio Público Fiscal confirmaron el deceso de Corradi, que había sido declarado culpable en el histórico primer juicio por los abusos en el Próvolo. Junto a él también habían sido condenados el cura Horacio Corbacho, y el jardinero de la institución, Armando Gómez. 

Corradi llegó al país luego de haber sido denunciado en su Italia natal. En nuestro país pasó por el instituto homónimo de La Plata, donde también hubo denuncias en su contra, hasta llegar a Luján de Cuyo. 

En la provincia, y luego de muchos años, las denuncias de ex estudiantes salieron a la luz y se produjo su detención y un juicio que duró unos tres meses en los tribunales mendocinos. 

Además de la condena, los jueces también dictaron una inhabilitación perpetua de ejercer el sacerdocio para los dos religiosos. 


-->