Mendoza, a través de sus asesores financieros, le realizó una importante propuesta a los acreedores. “Les pedimos a los bonistas una extensión de los vencimientos”, explicó el ministro de Hacienda Lisandro Nieri.

El Gobierno de Mendoza, por intermedio de sus asesores financieros, presentó una propuesta para refinanciar su deuda. El objetivo es extender los plazos de pagos, en base al principio de sostenibilidad de la deuda. Esto le permitiría a la provincia cumplir con sus obligaciones, y a los acreedores, percibir sus derechos.

Fue el ministro de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri, quien destacó que Mendoza siempre se caracterizó por cumplir con compromisos asumidos: “En 2004 sorteamos una refinanciación de deuda amigable con una adhesión casi unánime. Hemos hecho cabal cumplimiento de las obligaciones asumidas y tenemos las mismas expectativas ahora. La intención es que la Provincia pague en función de sus capacidades”.

Así el Gobierno provincial, por intermedio de sus asesores financieros Credit Suisse y ADCap Securities, llevan adelante la refinanciación del bono PMY24 cuyo valor es de U$S 500 millones.

“En el día de hoy hemos presentado una oferta de refinanciación. Es una deuda en dólares de 500 millones que debe ser pagada en los años 22, 23 y 24. Nuestra provincia no tenía urgencia en iniciar esta refinanciación, pero la actual crisis que implica el COVID-19 ha acelerado el proceso”, añadió Nieri. 

En cuanto a la propuesta, el titular de la cartera de Hacienda sostuvo que “les pedimos a los bonistas una extensión de los vencimientos que empezaban en el 2022 y finalizaba en el 2024. Hemos solicitado extenderlo hasta el año 2029, además de una gracia de intereses por el efecto del coronavirus”.

Si los acreedores aceptan la propuesta, Mendoza mejoraría de manera considerable su perfil de vencimientos. Este cronograma dará tiempo a que se decanten las medidas de adecuación de los gastos, y permitirá pagar sin inconvenientes una vez que se retome la senda de crecimiento económico.

Sobre la propuesta

En la actualidad Mendoza se encuentra en un proceso de revisión integral de sus contratos para así adecuar sus gastos a los actuales niveles de ingresos. Justamente uno de estos contratos corresponde al bono que emitió la provincia por 500 millones de USD a una tasa de interés de 8.375% y con 3 amortizaciones iguales y consecutivas para los años 2022, 2023 y 2024.

De acuerdo con las proyecciones realizadas por el equipo de la provincia y tomando como referencia las proyecciones del gobierno nacional, se ha propuesto una modificación integral a las condiciones del bono conforme el siguiente detalle:

Extensión de plazos hasta noviembre 2029

Reducción del cupón al 4%

Plazo de gracia de intereses hasta noviembre de 2021 y tasa reducida durante 2022 y 2023.