El expresidente minimizó la gravedad de un virus que provocó millones de muertes en todo el mundo.

El expresidente Mauricio Macri visitó Mendoza este jueves y en una entrevista brindada al diario El Sol, negó la gravedad de la pandemia de coronavirus al estilo del presidente brasileño Jair Bolsonaro, acusado de genocida por la crisis sanitaria extrema que atraviesa su país por considerar al Sars-Cov-2 como una “gripecinha”.

“Nunca he creído realmente que esta gripe un poco más grave es algo por lo que uno debe estar sin dormir”, sostuvo Macri al referirse de un virus que ya mató a casi 90 mil argentinos.





Y manifestó que sí él hubiera sido presidente en este momento, “hubiese comprado todas las vacunas que había disponibles porque si un día de país cerrado cuesta miles de millones de pesos o más de cien millones de dólares, cómo no vas a comprar todas las vacunas”.

“Sin prejuicios ideológicos, con absoluta transparencia y garantizando el mismo nivel de vacunación de los chilenos”, aseguró.


-->