El pasado sábado, los jardines de la Nave Cultural volvieron a recibir la compañía de vecinos que disfrutaron de un picnic dedicado a nuestra bebida nacional, con música, ballet y sorteos.

El 24 de noviembre de 2010, Argentina se convirtió en el primer país del mundo en declarar al vino como su bebida nacional. Tres años más tarde, ratificó su decisión por medio de la Ley nacional 26.870. A diez años de ese hecho histórico, la Ciudad invitó a los mendocinos a celebrar que el vino no solo es alimento, sino también cultura, identidad, trabajo y una industria nacional pujante.

De esta manera, el municipio, la Enoteca y el Fondo Vitivinícola no dejaron pasar la oportunidad y prepararon un escenario en los jardines de la Nave, para recibir a más de 100 personas que disfrutaron de una noche al aire libre con la mejor música, espectáculos y la idea de compartir un momento especial, afianzando el concepto de que la Ciudad de Mendoza, es Capital Internacional del Vino. Para unir el brindis, el mismo evento se hizo en simultáneo en el parque del Templo del Vino Bonarda, ubicado en el departamento de San Martín.

El ingreso fue permitido mediante entrada, previamente adquirida a través de Eventbrite. El ticket, otorgaba un kit compuesto por una bolsa reutilizable, una lona de picnic, alcohol en gel, refrigerio y, en honor a la ocasión, una botella de vino. Cabe destacar que a los asistentes se les exigió un estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios (distanciamiento social y grupos de hasta cuatro personas).

Durante la jornada, el público disfrutó de proyecciones audiovisuales y números artísticos relacionados con la cultura del vino, tales como la presentación del video “Quién se ha tomado todo el vino” en el que Carlos (la Mona) Jiménez y SUB protagonizan un impactante video en el que celebran los diez años de declaración del vino argentino como bebida nacional y luego otro “Las voces del vino”, que fue grabado en la Fiesta de la Cosecha y en distintos puntos del país.

Como no podía ser de otra manera, el evento estuvo enmarcado por el cantante Gaucho Rivero, con su espectáculo “Vino por Tango” y la inigualable presencia de Patricia Cangemi, dos grandes artistas que deleitaron con sus voces, acompañados por la Orquesta de la Ciudad de Mendoza, dirigida por Mario Galván y el ballet de la Ciudad, dirigido por Franco Agüero.