Como si nada hubiese pasado. Así de simple. Fernando Lanzone, Presidente de la Asociación Ciclista Mendocina, manifestó en diferentes medios que el Criterium mendocino continuará con normalidad tras la muerte del ciclista sanjuanino Nicolás Naranjo

Esta no es la primera vez que el cuestionado Presidente de la ACM se manifiesta en estos términos. Ya lo había hecho cuando el 18 de febrero del año 2017 había sucedido el trágico accidente de Tur Bus con la muerte de 19 personas.

Aquel día en alta montaña, Lanzone (que llegó al cargo tras la muerte de Don Francisco Chila después de haber estado casi cuarenta años en la presidencia), insistía en que la etapa reina de la Vuelta de Mendoza se debía correr, sin importar que la ruta internacional estuviese teñida de sangre.

Cómo en aquella ocasión, Lanzone mostró su frialdad dejando totalmente de lado la parte humana, el dolor de toda una familia, el dolor de todos sus amigos. Lamentable. Vergonzoso.

En San Juan se viven horas de tristeza por el fallecimiento de Nicolás que hace apenas dos meses, y luego de mucho buscar, recibió en sus brazos las caricias de su hijita.

Se supo que la Secretaría de Deportes de la vecina provincia indagará sobre el tema de los seguros de los corredores.

Aún se desconoce el horario del velatorio que se desarrollará hoy, el cual será confirmado por sus familiares, que decidieron en Mendoza donar sus órganos antes de que el cuerpo sea trasladado a San Juan.

El domingo, después de conocerse la dolorosa noticia, el ambiente del ciclismo organizó una caravana para acompañar a Nicolás desde el Parque de Rivadavia, hasta La Bebida, pero aún no hay demasiadas precisiones de cómo será ni del horario de inicio.

Mientras tanto aquí en Mendoza, predomina la frivolidad. Una verdadera lástima que atenta contra los buenos principios.


-->