Los Pumas no volvieron a mostrar una buena actuación y cayeron sin atenuantes por 29-10 ante unos Springboks sudafricanos que mostraron su poderío y fueron implacables cuando tuvieron el pie en el acelerador. El conjunto de Mario Ledesma deberá reagruparse y pensar en lo que queda del Rugby Championship

Los sudafricanos plantearon el partido en campo argentino. Los Pumas pasaron mucho tiempo de la primera mitad teniendo que defender a la sombra de los postes de su ingoal que al ataque. Sudáfrica gracias a la indisciplina llegó a marcar los primeros puntos por intermedio del pie de Handre Pollard.

A los 25 minutos Los Pumas abrieron la cuenta por intermedio de Domingo Miotti, debutando de apertura en reemplazo de Nico Sánchez. A pesar de eso Argentina siguió siendo presionada por un Sudáfrica que hacía las cosas simples y forzaba a los argentinos a múltiples infracciones, así llegó la amonestación de Rodrigo Bruni. Pollard con su pie hizo el resto. Un entretiempo cuyo marcador 15-3 para los locales fue generoso para el conjunto de Ledesma.

A pesar de una primera reacción de Los Pumas, jugando en campo sudafricano, otra vez los de verde reviritieron la tendencia y por fin lograron perforar la defensa argentina para apoyar el primer try del partido, cortesía de Makazole Mapimpi. Sudáfrica empezaba a edificar su victoria.

Los Springboks mostraron ante una defensa argentina desmoralizada, todo su poder, incluso en el maul donde por intermedio de Malcolm Marx siguió ampliando la ventaja con la segunda conquista en el partido. Pura impotencia del equipo de Ledesma que mostró una cara aun peor a la de la semana pasada.

En el final, Sudáfrica bajó el pie del acelerador. Con el daño hecho, no quiso más y simplemente administró el resto del partido. Tomás Lavanini vio la amarilla sobre el final, resultado de la impotencia de Los Pumas. Pablo Matera sobre el final, maquilló el marcador apoyando en el ingoal sudafricano. El conjunto de Ledesma deberá reagruparse y pensar en los partidos ante Nueva Zelanda y Australia.

Todo dependerá de lo que decida la SANZAAR con las cuarentenas en Oceanía, en el dónde y cuándo se jugarán los próximos partidos ante All Blacks y Wallabies.


-->