Los títulos argentinos mejoran con la nueva propuesta oficial que se presentará ante la SEC de EEUU y con el impulso de las ganancias de 1,6% en Wall Street

El anuncio de la nueva oferta del ministro Martín Guzmán provocó un fuerte optiminsmo en el mercado. Luego de conocerse las mejores condiciones del gobierno argentino para renegociar la deuda, todos los valores financieros presentan un comportamiento positivo.

La reacción se hace más evidente en el caso de las acciones, donde el Merval sube un 6,6% y los ADRs de las firmas locales que cotizan en Wall Street pegan un salto de hasta el 15% como en el caso del banco Galicia.

El gobierno había advertido que se trata de su última propuesta, ya que ante cualquier incremento se perdería el criterio de sustentabilidad con el que tanto insistieron durante todo este semestre de negociaciones.

Incluso se terminó superando el techo de 50 dólares por lámina que había fijado el FMI y lo ofertado queda muy cerca de las pretensiones económicas de los bonistas. Se adelantaron las fechas de pago, se mejoró el cupón de intereses, se redujo la quita de capital y se estableció un premio para los que entren primero que eleva la propuesta a 53,5 dólares.

El único punto conflictivo se redujo a las cláusulas legales del contrato, donde se mantuvo la Indenture 2016 que BlackRock tanto cuestionaba. No sucedió lo mismo con los acreedores del canje del 2005 a los que se les respetó la letra chica de aquel momento.

De esta forma, todo indica que la estrategia de Guzmán es aislar al grupo que lidera el fondo de inversión de Larry Fink y lograr la aceptación del resto. Se presume que con las nuevas concesiones, el Exchange Group -aquellos que fueron reestructurados en 2005- no tendría motivos para presentar objeciones, mientras que varios fondos del ACC Bondholders Group ya habían aceptado incluso una oferta menor.

“A pesar de que Guzmán no modificó el Indenture, la calidad de la oferta que elevó el gobierno a la SEC está muy cerca de los parámetros pedidos por los acreedores. El mercado ahora con toda potencia sigue apostando a un acuerdo favorable para Argentina. Contra todos los pronósticos agoreros, el país se acerca a un arreglo de su deuda”, señaló el analista de mercados Francisco Uriburu.