Sucedió en un predio ubicado en calle Silva de Las Pintadas. Un llamado al 911 alertó a los policías sobre la fiesta.

Otra fiesta clandestina tuvo lugar este fin de semana en Mendoza. En esta ocasión fue en Tunuyán, durante la tarde del dopmingo. 

Fue un llamado al 911 el que alertó a los efectivos policiales sobre una fiesta con música y cientos de participantes en un predio ubicado en calle Silva de Las Pintadas. Hasta el lugar llegaron miembros de la unidad Especial de Patrullaje, que hallaron decenas de vehículos. 

Al percatarse de la presencia policial varis participantes escaparon. Si bien se calcula que había unas 200 personas, hubo 40 sujetos que fueron identificadas y quedaron a disposición de la justicia. 

Todos los identificados fueron citados a declarar a la Oficina Fiscal de la comisaría 65ª de Vista Flores, que quedó a cargo de la investigación. Serán imputados por violación al artículo 205 del Código Penal, que prevé penas de cárcel de seis meses a dos años por incumplir las medidas para evitar la propagación de una epidemia.