El jefe de Gabinete criticó a la oposición por “sembrar odio” con el crimen de Fabián Gutiérrez.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró hoy que “sembrar odio no fortalece ningún juego democrático”, y consideró que “es jugar sucio“ vincular al Gobierno nacional con la muerte de una persona”, además de “grave”, al cuestionar la reacción de un sector de la oposición ante el crimen de Fabián Gutiérrez ocurrido en El Calafate, Santa Cruz.

“Sembrar odio no fortalece ningún juego democrático”, dijo Cafiero en diálogo con la radio FM Metro 95.1, y agregó que, además de ser un hecho “grave”, es “jugar sucio” acusar al Frente de Todos y al Gobierno nacional con un homicidio.

Agregó que “están haciendo política con la muerte de una persona” y pidió que “evalúen cuál es el aporte a la vida democrática que están haciendo”.

Fabián Gutiérrez -exsceretario de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner- fue encontrado asesinado el fin de semana en una casa de El Calafate y, por ese hecho, el juez de instrucción penal de esa localidad, Carlos Narvarte detuvo a cuatro personas y declaró a la prensa que “da la impresión de que lo golpearon por una exigencia de dinero” y que no veía “un elemento político”.

“Acusan a nuestro espacio y nosotros, que estamos con la economía, con la deuda, con la pandemia, poniendo nuestra energía, tenemos que salir a contestar esto, pero creo que lo contestamos sin que nos ganen las pasiones”, reflexionó Cafiero.

Ante una consulta, el jefe de Gabinete diferenció esta reacción opositora por el crimen de Gutiérrez con la reacción del kirchnerismo en su momento ante la desaparición de Santiago Maldonado.

“Nosotros reclamábamos por la aparición con vida, era un reclamo por la vida, no era hacer política con la muerte”, expresó.

En referencia al caso de Fabián Gutiérrez, Cafiero analizó que “el mismo abogado, la misma familia dijeron que no tiene vinculación el caso con Cristina Fernández de Kirchner” y se preguntó: “Si ellos lo descartan, si las partes lo descartan, ¿por qué la política lo viene a meter desde Buenos Aires”.

“Hacen una reinterpretación y eso es lo que angustia y nos genera bronca. Siembran odio y ese es el problema; están jugando sucio”, opinó Cafiero.

En otro orden, al ser consultado en la entrevista con la Metro sobre el documento firmado por 300 periodistas en el que se advierte sobre “amenazas” para el ejercicio de la profesión, Cafiero dijo: “Tenemos un compromiso total y absoluto con la libertad de expresión”.